Acompañado únicamente de su guitarra, el cantautor británico Passenger conquistó al público mexicano con la interpretación de sus más grandes éxitos en el escenario cálido del Plaza Condesa como parte de su gira “Runaway Tour”.

El músico ofreció un recorrido por algunas canciones incluidas en sus 11 álbumes de estudio y como resultado envolvió a los oyentes, que en su mayoría fueron hombres jóvenes en un ambiente cargado de sentimentalismo y emociones.

Una playera gris y pantalón de mezclilla vistió el intérprete durante toda la presentación donde únicamente se escucho su voz acompañada de la guitarra que él mismo tocó, así como un pedal para crear efecto de percusión, y un juego de luces cálidas que crearon un ambiente relajado.

El intérprete inició su presentación con los temas “Fairytales and firesides” y “David” para después decirle al público “solo soy yo y la guitarra esta noche”. Acto seguido continuó con “Life’s for the living”, “Hell or high water”, “To be free”, “The sound of silence” y “I hate”

Fue con la canción “Survivors” que el público mostró mayor emoción y todos corearon a una sola voz el tema. Después el británico interpretó “Hearts on fire”, “Rolling Stone” y el tan esperado y aclamado sencillo “Let her go”, posteriormente cantó “Scare away the dark” para salir del escenario, pero el público clamó más canciones y el artista regresó con dos más.

La serie de conciertos del cantante dio inicio oficialmente en el Queen's Hall de Edinburgh, en el Reino Unido y lleva el nombre de su más reciente disco de estudio, "Runaway". En su recital ha contado con la participación destacada del músico australiano Stu Larsen, quien es el encargado de abrir el espectáculo.