El Ministerio del Interior francés ha comunicado el arresto de un joven de 22 años en la localidad de La Verriere, del departamento de Yvelines, a unos 45 kilómetros de París, como supuesto agresor de un militar el pasado sábado en el barrio de La Défense de París, según informa Le Monde.

"El presunto agresor de un militar el pasado sábado ha sido detenido esta mañana en el departamento de Yvelines", anunció el ministro de Interior galo Manuel Valls en un comunicado. El sospechoso es un joven de 22 años con antecedentes policiales identificado como "Alexandre".

El fiscal de la República, François Molins, ha dicho que el joven actuó como un terrorista y "quería matar" al soldado; asimismo, asegura que "actuó en nombre de su ideología religiosa". La investigación de los hechos está en manos de la fiscalía antiterrorista del Tribunal de París y, según explicó el fiscal, serán considerados como un delito de carácter terrorista.

El detenido "reconoció los hechos", agregó el fiscal, que recordó que el periodo de detención podrá ser ampliado hasta un total de 96 horas antes de ser puesto a disposición de un juez. Molins dijo que el presunto autor del ataque actuó con una "determinación impresionante" y que cuando fue detenido dijo a los agentes que conocía las razones por las cuales le buscaban.

El fiscal recordó que el suceso ocurrió tres días después de la muerte de un soldado en Londres por el ataque de dos islamistas radicales y que por esa razón desde un primer momento se consideró que pudiera haber algún tipo de vinculación. Molins dio algunos detalles sobre la investigación, como la confirmación de que a la identificación del detenido contribuyó decisivamente el análisis de las imágenes tomadas por cámaras de televisión desplegadas en la zona.

Fuera de peligro

La captura del joven ha sido posible también gracias al ADN de las pruebas que el agresor dejó cerca del lugar de los hechos —se encontró una bolsa que llevaba el agresor, dentro de la había un cuchillo sin sangre guardado en una funda, una segunda funda de cuchillo de cocina vacía y una botella de zumo de naranja empezado—.

Fuentes cercanas a la investigación aseguran que podría tener vínculos con el "islamismo radical"El ministro ha expresado su agradecimiento a los "agentes de homicidios" y ha asegurado que la "investigación de la fiscalía antiterrorista determinará cuáles fueron las motivaciones y ambiente social del atacante".

Sin embargo, fuentes cercanas a la investigación citadas por AFP, aseguran que el detenido tendría vínculos con el "islamismo radical".  Este martes se conoció que las cámaras de seguridad de la zona grabaron al presunto agresor rezando antes de cometer el ataque.

El ataque se produjo a las 18.00 horas del sábado ante la tienda de la cadena Virgin ubicada en la plaza de La Défense contra un militar que formaba parte del programa de vigilancia creado 1978 para garantizar la seguridad en lugares públicos.

El militar atacado continúa ingresado en el hospital, pero está fuera de peligro. El Gobierno galo ya ha hablado durante los últimos días de "ataque terrorista" que podría estar relacionado con el asesinato de un soldado británico en plena calle en Londres la semana pasada.