El aeropuerto internacional de Dunedin, en el sureste de Nueva Zelandia, fue cerrado hoy debido a la presencia de un paquete sospechoso, dos días después del ataque contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, que dejó al menos 50 muertos y unos 48 heridos.

"El aeropuerto de Dunedin está actualmente cerrado. La policía está en el lugar y un equipo especialista fue desplegado para determinar la naturaleza del paquete”, informó la policía en un comunicado divulgado por el diario Otago Daily Times.

Las autoridades aeroportuarias confirmaron en su cuenta de Twitter que la terminal aérea de Dunedin está cerrada y pidió a los pasajeros cuyos vuelos hayan sido cancelado esta noche volver a reprogramarlos.

Nueva Zelandia extremó las medidas de seguridad después de que un hombre armado, que se cree vivió en Dunedin, mató a 50 personas el viernes pasado en dos mezquitas llenas de fieles en la ciudad de Christchurch.

El autor de la masacre, identificado como Brenton Tarrant de 28 años, divulgó un manifiesto previo a la masacre en el que afirmó haber escogido una mezquita en Dunedin como su blanco inicial, pero luego optó por dos centros religiosos en la ciudad de Christchurch.