El Papa Francisco anunció su intención de visitar este año Sudán del Sur, como un signo de cercanía a la población y de aliento al proceso de paz en ese país africano.

El pontífice realizó su declaración durante la audiencia que sostuvo con el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, en el Palacio Apostólico del Vaticano, informó en un comunicado la Santa Sede.

En el encuentro fueron resaltadas las buenas relaciones que existen entre Sudán del Sur y el Vaticano.

Además se planteó que para llevar a cabo la visita del Papa, es necesario garantizar las condiciones de seguridad en este país africano, independizado en 2011 y afectado por una grave crisis humanitaria y una guerra civil.

El viaje papal sería significativo para apoyar el acuerdo adoptado en fecha reciente  entre diversos actores políticos del país para la solución definitiva del conflicto, así como el regreso de los refugiados, y las medidas necesarias para el desarrollo integral de Sudán del Sur.