Miles de llantas abandonadas en un terreno federal sobre la carretera México-Texcoco, junto al río Chapingo, están siendo retiradas para sanear el lugar y así evitar incendios y combatir la proliferación de fauna nociva que afecta la zona, informó el director de Protección Civil y Bomberos, Francisco Arenas Herrera.

Por su parte, Rubén Mata Delgado, subdirector de Protección Civil, señaló que el sitio se ha convertido en una zona de riesgo, por los constantes incendios que se registran en el lugar por la gran cantidad de neumáticos usados que llegan a tirar en la zona.

Explicó que la presidenta municipal Sandra Luz Falcón Venegas autorizó un acuerdo con una empresa del estado de Hidalgo que se llevará las llantas de autos y camiones para ser transformadas en energía, evitando que contaminen y se lancen emisiones al medio ambiente.

Indicó que de inicio se removerán 164 toneladas de llantas, que serán trasladadas en tráilers hasta el estado vecino para darles otro uso; además la empresa que las maneja, emitirá un certificado al ayuntamiento de Texcoco por su colaboración para mejorar el medio ambiente.

Mata Delgado dijo que hasta el momento se desconoce quién ha almacenado estas llantas en este lugar a un costado de la Universidad Autónoma de Chapingo, porque está en terrenos de derecho de vía federal.

Dejó en claro que una vez que se concluya la limpieza del lugar, este tiradero será clausurado y se sancionará a quien se sorprenda tirando llantas de desecho en el lugar.

Bomberos y elementos de empleo temporal comisionados en movilidad, están apoyando en el saneamiento de este lugar, así como el río Chapingo en donde dejaron acumuladas miles de llantas usadas, que venían generando fauna nociva, principalmente ratas y moscos, que amenazaban con convertirse en una plaga que comenzara a afectar a los vecinos de la zona.