Las enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares y respiratorias, la diabetes y el cáncer, representan el 71 por ciento de las muertes en el ámbito internacional, por lo que la coalición México Salud-Hable promueve algunas recomendaciones para contribuir a reducir los índices de mortalidad.

La asesora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en México, Virginia Molina, destacó en conferencia de prensa que 40 por ciento de los casos de decesos por enfermedades no transmisibles (ENT) son personas entre los 30 y 70 años.

El grupo México Salud-Hable impulsa propuestas de adecuación a las políticas públicas e iniciativas regulatorias, así como medidas preventivas de identificación oportuna de los padecimientos, su tratamiento y rehabilitación.

Manuel Encarnación, de la oficina de Desarrollo de Capacidades, destacó que para enfrentar esos padecimientos se requiere el apoyo de organizaciones de la sociedad civil y del gobierno. Pero también, agregó, de las personas que viven día a día con estas enfermedades.

Dentro de las ENT están los padecimientos cardiovasculares, cáncer, diabetes, enfermedades renales y respiratorias crónicas, Alzheimer, adicciones a tabaco alcohol y otras sustancias, inactividad física y alimentación inadecuada. 

Los representantes de la organización destacaron que México presentó la tercera agenda a nivel mundial y la primera en Latinoamérica, de incidencia en el mundo de ENT.

Comentaron que en una consulta, identificaron que los pacientes con ese tipo de padecimientos no tienen tratamientos integrales (médico, psicológico y social), se sienten incomprendidos y poco apoyados por los profesionales y no cuentan con información suficiente para el manejo de su salud.

En temas de prevención, consideraron que faltan campañas de concientización para los tomadores de decisiones en las políticas de salud, y destacaron que es necesario eliminar discriminación hacia estas personas y a sus cuidadores, así como garantizar acceso a medicamentos para garantizar su calidad de vida.