Funcionarios del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) presentarán a autoridades educativas algunas recomendaciones sobre las condiciones básicas de infraestructura en el nivel preescolar.

La directora general de Evaluación de la Oferta Educativa del INEE, Raquel Ahuja Sánchez, anunció que en la reunión se presentarán los resultados del estudio “Evaluación de Condiciones Básicas para la Enseñanza y el Aprendizaje (ECEA) en Educación Preescolar”, que revela las condiciones en las que operan las 90 mil escuelas públicas de ese nivel escolar.

“Estamos en un momento propicio para hacer esas recomendaciones ante la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo. Esperemos que se tomen en cuenta”, consideró, a su vez, la consejera Silvia Schmelkes del Valle.

De acuerdo con el citado estudio a cargo del INNE a este nivel, que comprende las modalidades: generales, indígenas y comunitaria, acuden 85 por ciento de niñas y niños del país, sin embargo, en estas dos últimas categorías se aprecian mayores carencias, debido a que son zonas de alta marginación.

Los aspectos que fueron evaluados y que serán presentados a las autoridades educativas son: infraestructura física de los planteles, equipamiento, materiales y acervo bibliográfico, personal docente, tiempo de enseñanza y organización escolar, así como experiencias de alumnos en el preescolar.

En la presentación del estudio, Ahuja Sánchez subrayó que las condiciones básicas de operación y funcionamiento que se definen el estudio se consideran como mínimas necesarias e irreductibles. Tales condiciones están definidas en la normatividad nacional e internacional a los que México se comprometió a cumplir.

“La dotación adecuada de servicios básicos como agua, energía eléctrica y algún sistema de drenaje están asociados con un buen aprendizaje. Además son indispensables para proveer un ambiente educativo sano, confortable y digno para estudiantes y docentes, de acuerdo a estudios del Banco Interamericano de Desarrollo”, aseguró.

De acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, 65 por ciento de las escuelas comunitarias de ese nivel no tiene área para juegos, y de las que tienen, 37 por ciento está en mal estado; en indígenas los porcentajes son de 62 y 35 por ciento, respectivamente.

Mientras que solo 35 por ciento de las escuelas indígenas no unidocentes tiene mobiliario completo para maestros y 50 por ciento de las escuelas generales no unidocentes tiene mobiliario básico completo para estudiantes.