La Secretaría de Salud del Estado exhortó a la población en general a no exponerse a cambios bruscos de temperatura, a fin de reducir la presencia de enfermedades respiratorios, ante las constantes variaciones en los termómetros en la entidad.

La dependencia estatal señaló que entre las principales recomendaciones se encuentra el lavado constante de manos para evitar contagios de padecimientos como la influenza, entre otros.

Pidió además a la población que durante el estornudo es necesario tapar boca y nariz con el antebrazo, a fin de reducir la incidencia de enfermedades propias de la temporada.

La dependencia estatal señaló que para evitar la presencia de algún mal respiratorios, deberán beber una mayor cantidad de agua, consumir alimentos ricos en vitamina C, como naranja, limón, toronja, guayaba y verduras.

Así como evitar fumar en lugares cerrados, acudir a la unidad de salud para una atención oportuna en caso de presentar algún síntoma, y revisar las instalaciones de calefacción en el hogar, son otras sugerencias para evitar enfermarse.

Señaló que los principales síntomas de la presencia de una enfermedad respiratoria son fiebre mayor de 38 grados, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, tos (generalmente seca), abundante secreción nasal y malestar general.

Indicó que en caso de presentar dichos síntomas, exhortó a la población a acudir al centro de salud y el evitar la automedicación.