Diputada exige instrumentos jurídicos más eficientes contra feminicidios

La diputada del grupo parlamentario Encuentro Social, Esmeralda Moreno, exigió instrumentos jurídicos más eficientes en materia de combate a feminicidios, porque al nuevo gobierno le interesa...

La diputada del grupo parlamentario Encuentro Social, Esmeralda Moreno, exigió instrumentos jurídicos más eficientes en materia de combate a feminicidios, porque al nuevo gobierno le interesa  salvaguardar los derechos de las mujeres.

En las audiencias públicas denominadas "Feminicidios, Emergencia Nacional: Impunidad Institucional", en el Palacio Legislativo de San Lázaro, urgió a capacitar debidamente a los agentes del Ministerio Público.

Durante su participación, la legisladora mexiquense condenó el hecho de que las cifras de feminicidos no se puedan revertir en los estados de México y Guerrero.

En un comunicado, Moreno Medina dijo que el Ministerio Público debe estar capacitado para que no pueda negar órdenes de captura, que pueda obtener un auto de vinculación a proceso y que no solamente se detenga a la persona.

Resaltó que las fiscalías deben cumplir con lo establecido en el Artículo 21, correspondiente a la debida integración de las carpetas de investigación, para que estas, a su vez, se puedan judicializar para detener, ya sea en flagrancia o por cumplimiento de orden de aprehensión, a la persona que agravie la vida y la integridad de una mujer.

Nuestro sistema de procuración de justicia debe de ser más eficiente, a efecto de que pueda garantizar, no sólo los derechos de las víctimas, sino también de los ofendidos, los ofendidos que son los familiares de las víctimas y que resienten también el hecho delictuoso, enfatizó.

La diputada señaló que la violencia de este tipo no conoce fronteras, porque afecta a mujeres y niñas de todas la edades y de todas los clases sociales, y agregó la importancia de que los jueces de control reúnan todos los elementos probatorios, para desahogar las pruebas que acrediten la responsabilidad penal y el hecho delictuoso de feminicidio, para garantizar una sentencia efectiva y que no haya impunidad.