Conjuran huelga en Colegio de Bachilleres de Zacatecas

Autoridades estatales y trabajadores sindicalizados lograron un acuerdo para dar viabilidad financiera al Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez) y se conjuró la huelga, por lo que...

Autoridades estatales y trabajadores sindicalizados lograron un acuerdo para dar viabilidad financiera al Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez) y se conjuró la huelga, por lo que mañana regresarán a clases los 17 mil alumnos.

Así lo anunciaron en comunicados de prensa por separados el gobierno del estado y el Sindicato Único de Personal Docente y Administrativo (Supdacobaez), en el que dan a conocer la reactivación de las actividades a partir de mañana viernes, resultado de la mesa de negociación entablada este día.

Con Supdacobaez confirmó que se alcanzaron seis acuerdos: pago de cuotas sindicales, bonos de puntualidad y asistencia y días económicos; convocatorias para el estímulo al desempeño administrativo y para la promoción (recategorización) administrativa, y pago completo de aguinaldo a trabajadores temporales e interinos.

Además se especifica que el punto del convenio de viabilidad financiera, por el que se realizó la huelga, ya tuvo respuesta, al acordarse que el gobierno estatal incrementará en 42.5 millones de pesos el presupuesto estatal del Cobaez, que es la cantidad similar a lo que se había reducido el recurso para el 2019.

Por su parte, el gobierno estatal, indicó que mañana reiniciarán actividades los 40 planteles y tres extensiones del Cobaez, gracias al acuerdo alcanzado entre la dirección general del subsistema y el Supdacobaez.

El director general del Cobaez, Juan Antonio Ruiz García, informó que la huelga emplazada para el pasado 4 de marzo se conjuró tras alcanzar convenios sustanciales durante las mesas de trabajo sostenidas del 4 al 7 de marzo, entre ambas partes.

El objetivo será atender el punto del pliego petitorio correspondiente a este emplazamiento a huelga, que era asegurar el recurso que permitirá resolver una auditoría pendiente con el IMSS respecto de los ejercicios fiscales 2009, 2010 y 2011.