México, país de América Latina con mayor número de ataques de ransomware

En 2018, México reportó más de 21 mil intentos de descargas o propagación de ransomware, lo que representa más del 60 por ciento de los ataques de estos programas en América Latina, seguido de Chile...

En 2018, México reportó más de 21 mil intentos de descargas o propagación de ransomware, lo que representa más del 60 por ciento de los ataques de estos programas en América Latina, seguido de Chile con el 34 por ciento, reveló Fortinet.

Al dar a conocer los hallazgos del Informe de Ransomware en América Latina y el Caribe de FortiGuard Labs, la empresa de soluciones de ciberseguridad señala que lo anterior significa que México enfrenta en promedio 57 intentos de ransomware por día.

Asimismo, destaca que, de acuerdo con la investigación de FortiGuard Labs, los otros países afectados por ransomware en la región son: Argentina, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.

Refiere que el ransomware es un tipo de malware que encripta los datos en la computadora de una víctima y retiene su contenido a cambio de un rescate.

El vicepresidente de Ingeniería de Preventa y Servicios de Postventa en Fortinet para América Latina y el Caribe, Martín Hoz, opina que los cibercriminales no solo desarrollan nuevos vectores de ataque para explotar la superficie de ataque en expansión creada por la transformación digital, sino también utilizan el método comprobado de atacar vulnerabilidades antiguas y conocidas que los equipos de Tecnología de la Información no tienen tiempo de abordar.

De ahí que, para defender la red de estos ataques multisectoriales, las organizaciones deben desarrollar un proceso sistemático y básico para reducir la cantidad de posibles orígenes de ataque a los que están expuestos.

De acuerdo con la investigación de 2018, realizada por el servicio de inteligencia de amenazas de Fortinet, FortiGuard, la actividad de ransomware alcanzó en 2017 un máximo histórico, tanto en el número de detecciones como en la tasa de generación de nuevas variantes, mostrando una curva de crecimiento casi exponencial impulsada por el aumento de familias de ransomworm como ‘WannaCry’.

En opinión del directivo una de las formas más comunes de propagar este tipo de códigos maliciosos sigue siendo el correo electrónico, por lo que seguir las buenas prácticas y tener una solución de seguridad contra el malware se ha convertido en una necesidad.

Además, agrega en un comunicado, también es importante verificar los remitentes cuando se reciben mensajes e ignorar los enlaces sospechosos que solicitan la descarga de archivos en internet o lo redirigen a sitios desconocidos.

Por otro lado, indica, es recomendable ignorar los mensajes intimidantes o aquellos que suenan ‘demasiado buenos para ser verdad’, ya que los correos electrónicos legítimos generalmente se personalizan y la información solicitada puede ser prevista”.