Señalan que mal aprendizaje de roles sexuales deriva en violencia

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Margarita Dalton Palomo del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE) de la Universidad Iberoamericana señaló que el mal aprendizaje de...

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Margarita Dalton Palomo del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE) de la Universidad Iberoamericana señaló que el mal aprendizaje de roles sexuales deriva en violencia.

Su ponencia se centró en la violencia política, la cual se piensa que es sólo hacia las mujeres que trabajan en política y nadie ve que este término va más allá del ámbito político. Ante este escenario, enlistó los cuatro pilares de la construcción de categorías de anális de la violencia política.

En la categoría "Identidades culturales sexuadas", la especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) señaló que tiene que ver la vida social el espacio público y el privado, donde se impone una actividad que muchas veces no tiene que ver con el género, situación que no es biológica.

Existe una economía de subordinación de las mujeres, y en ese caso Dalton Palomo puntualizó que el trabajo del hogar, realizado por las mujeres, es invisible, por ende, el sistema patriarcal no le da valor al trabajo doméstico.

Dijo que el sistema ha elaborado una normatividad en instituciones, leyes y un discurso sexual.

De acuerdo con los comentarios de Margarita Dalton, este hecho se puede ver desde la Carta Magna, en la Constitución, en los códigos civiles y penales, sin dejar de lado las religiones, los símbolos, las leyendas y la mitología.

Manifestó que el poder que da valor a personas y cosas constituye una ideología sexuada.

Refirió que la discriminación manifestada en el espacio privado y en el público, así como el racismo a través de la exclusión, el sexismo mediante los silencios y la exclusión, sin olvidar la invisibilidad de las mujeres, son elementos que otorgan valor al ser humano y por ende, dan como consecuencia una ideología sexuada.

En este espacio, la investigadora contextualizó a los presentes sobre el por qué el 8 de marzo es el parteaguas para el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres.

"Todo el siglo XIX fue un siglo de luchas. En 1857 un grupo de mujeres que estaban en la industria de la costura hicieron una manifestación grande, fueron reprimidas y asesinaron a 150 mujeres, hecho que se asocia con el 8 de marzo" comentó la investigadora del CIESAS.

Completó su participación, al indicar que el pasado 10 de febrero de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia político-electoral de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 Llegando así, a 2019 con la Cámara de senadores y diputados llamada Cámara de la Igualdad.

“Esta forma de avance es una esperanza en la violencia política de lo cotidiano. Violencia que continúa afectando y creando situaciones de temor, miedo, agresiones y riesgo, sin importar el nivel social", expuso.