Saudita se convierte en primera doctora en IA en Medio Oriente

El conocimiento de los sistemas informáticos para estudiar inglés fue la puerta que permitió a Fatmah Baothman descubrir su interés por la tecnología y ser la primera mujer en Medio Oriente con un...

El conocimiento de los sistemas informáticos para estudiar inglés fue la puerta que permitió a Fatmah Baothman descubrir su interés por la tecnología y ser la primera mujer en Medio Oriente con un doctorado en Inteligencia Artificial (IA).

Ella encarna el empoderamiento de las mujeres en Arabia Saudita, que se encuentran en un proceso de cambio de tradiciones.

"Me siento muy emocionada de ser la primera mujer con un doctorado en Inteligencia Artificial moderna", dice en entrevista al diario Árabe News.

Todo inició cuando ella estudiaba inglés en la Universidad de Arizona, Estados Unidos, donde utilizó los sistemas informáticos que ayudan a los hablantes de inglés no nativos.

"Una vez que comencé a estudiar programación y a comprender más sobre la prueba de Turing, que fue diseñada para probar la inteligencia de las máquinas, me fascinó", expresó la doctora Baothman.

Sus esfuerzos se vieron concretados cuando en 2003, se graduó en la Escuela de Computación e Ingeniería de la Universidad de Huddesfield en el Reino Unido, donde obtuvo un doctorado en "Reconocimiento de voz automático basado en fonología para el árabe".

Su trabajo final se centró en la inteligencia artificial y estuvo expuesta a predicción, reconocimiento de patrones, fonología y fonética, acústica, aprendizaje automático y matemáticas.

La mujer nacida en la ciudad de Yeda, ubicada a orillas del mar Rojo, explicó que sus conocimientos pueden ser usados para conectar a los humanos con las máquinas en el habla, así como las máquinas con las máquinas, y elevar la inteligencia en robótica.

En ese sentido, expuso que “Speech es una herramienta muy importante en diferentes aplicaciones que se pueden usar en ciudades, autos y teléfonos inteligentes; se trata de conectar máquinas y personas, y de máquinas a máquinas, incluso si no hablan nuestro idioma, encuentran una forma de comunicación en la que puedan interactuar unos con otros”.

La ahora doctora recuerda que "estaba trabajando día y noche, horas y horas. Mi forma de pensar fue cómo puedo contribuir y agregar a la comunidad la inteligencia artificial, cómo puedo transferir esta tecnología y hacer uso de ella en mi país y cómo puedo ayudar a los nuevos graduados, facilitar su camino y mejorar su experiencia de aprendizaje. Mejorado de lo que tuve que pasar ".

Su esperanza es eventualmente abordar diferentes campos con la inteligencia artificial, como la economía, aportando nuevas soluciones que ayuden a resolver los problemas de fluctuación, como las crisis y la pobreza.

Aseguró que el sector financiero en Arabia Saudita, está incursionando lentamente hacia la implementación de la IAM en diferentes niveles.

Actualmente Baothman inició su carrera a nivel directivo y planea establecer un laboratorio de Inteligencia Artificial en Yeda para trabajar en tecnología de cadena de bloques, proyectos de inteligencia artificial y otras áreas, dirigidas a la atención médica.

Además de continuar sus trabajos en la Universidad King Abdulaziz como profesora asistente en informática y tecnología de la información y de haberse convertido en la primera asistente de enseñanza nombrada en el departamento.

Baothman representa el paulatino empoderamiento de la mujer saudita, que ya obtiene licencias de manejo o ingresa a los estados deportivos, actividades antes vedadas.

Empero ese empoderamiento no es terso, como lo demuestra el caso de Loujain al-Hathloul, activista por los derechos de la mujer encarcelada desde hace 10 meses y que de acuerdo a su hermana, enfrentará cargos por desestabilizar la seguridad nacional y negociar con entidades extranjeras.

Su hermana, Walid, declaró al británico The Guardian, que Loujain ha sido torturada y acosada sexualmente por sus captores, e irá a juicio junto con otras mujeres defensoras de los derechos de la mujer en Arabia Saudita.