Justicia Especial de Paz revisará casos de niños reclutados en Colombia

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia abrió el caso No. 007, denominado “Reclutamiento y utilización de niñas y niños en el conflicto armado”, que abarcará hechos ocurridos entre el...

 La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia abrió el caso No. 007, denominado “Reclutamiento y utilización de niñas y niños en el conflicto armado”, que abarcará hechos ocurridos entre el 1 de enero de 1971 y el 1 de diciembre de 2016.

La Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas (SRVR) de la JEP precisó que hay cuatro mil 219 investigaciones registradas en la Fiscalía General de la Nación, pero solo diez sentencias condenatorias, lo que refleja un elevado grado de impunidad.

Los departamentos colombianos con la mayor concentración de los hechos de reclutamiento de menores son Meta, Antioquia, Caquetá, Guaviare, Tolima, Putumayo, Cundinamarca y Cauca, precisó la SRVR.

Los casos se basan en informes de la Fiscalía General de la Nación, que incluyen el Inventario del conflicto armado interno, la Vinculación y utilización de Niños, Niñas y Adolescentes de las FARC-EP  (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo), y Violencia basada en género.

También se consideró el informe 'Una Guerra sin Edad. Informe Nacional de reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes en el conflicto armado colombiano', del Centro Nacional de Memoria Histórica, y el reporte 'Infancia transgredida: niñas, niños y adolescentes en la guerra', de la Coalición Coalico.

Se tuvieron en cuenta asimismo las bases de datos del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, el Sistema de Información de las Afectaciones a los Pueblos Indígenas de Colombia, de la ONIC, y la base de datos entregada por el Centro de Cooperación Indígena.

Para esta primera etapa de investigación, la SRVR acogió la noción amplia del reclutamiento que se halla en la Declaración de Principios de Ciudad del Cabo del 30 de abril de 1997.

Según esta declaración, los niños reclutados bajo la denominación de niño soldado es toda aquella persona menor de 18, que forma parte de cualquier tipo de fuerza o grupo armado regular o irregular en cualquier función distinta a la de ser únicamente un miembro de familia.

Esto incluye a cocineros, cargadores, mensajeros y a los que acompañen a dichos grupos, además "de las niñas reclutadas para propósitos sexuales. Por tanto, no solo se refiere a un niño que está portando o ha portado armas".

La Sala también investigará comportamientos que pusieron en riesgo la vida, la integridad física o psicológica y el desarrollo de niños y niñas, y que afectan sus derechos, por ejemplo la violencia y esclavitud sexual, la planificación y abortos forzados de los cuales las niñas fueron las principales víctimas.

Además, la imposición de trabajos incompatibles con su condición de niños; la limitación a su libertad para abandonar las filas, y la imposición de castigos o penas crueles, inhumanos o degradantes, que según los los informes conocidos por la Sala, abarcan la imposición de trabajos forzados y aún fusilamientos.

Según los informes aportados a la SRVR, el reclutamiento y utilización de niñas y niños en el conflicto armado hacía parte de las políticas y prácticas de las FARC-EP, cuya responsabilidad podría imputarse a los comandantes de esa guerrilla.

Como hipótesis de investigación, la SRVR consideró que la incorporación de niñas y niños a la guerra, o su uso en actividades propias del conflicto, fue una política orientada a incrementar la capacidad militar de las FARC, apoyar sus necesidades de operación y asegurar el desarrollo de sus actividades.