Alemania llama a embajador tras ser expulsado de Venezuela

El gobierno alemán decidió hoy llamar “a consulta” a su embajador en Venezuela, Daniel Kriener, luego de que el gobierno de Nicolás Maduro lo expulso de esa nación sudamericana y lo instó a abandonar...

El gobierno alemán decidió hoy llamar “a consulta” a su embajador en Venezuela, Daniel Kriener, luego de que el gobierno de Nicolás Maduro lo expulso de esa nación sudamericana y lo instó a abandonar el país en un plazo de 48 horas.

“Expulsar a nuestro Embajador de Venezuela es una decisión incomprensible que agraba la situación. Nuestro apoyo a Guaidó es inquebrantado”, manifestó el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, en su cuenta oficial de Twitter.

"Hemos tomado nota de la decisión de declarar al embajador Kriener 'persona non grata'. He decidido llamar a nuestro embajador de vuelta a casa para consultas”, escribió.

El gobierno de Venezuela declaró este miércoles persona non grata a Kriener, por interferir en los asuntos internos del país sudamericano.

"Venezuela considera inaceptable que un funcionario diplomático ejerza en su territorio un rol público más propio de un dirigente político" opositor "en clara alineación con la agenda de conspiración de sectores extremistas de la oposición venezolana”, indicó en un comunicado de prensa.

Precisó que las actividades de Kriener no solamente contravienen normas esenciales que rigen las relaciones diplomáticas, sino incluso contradicen el claro criterio expresado por el propio servicio jurídico del Parlamento federal alemán.

Maas puntualizó en esa red social que “el embajador Kriener está haciendo un excelente trabajo en Caracas, especialmente en los últimos días". 

La crisis política venezolana se agudizó el 23 de enero pasado, luego que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se juramentó como presidente encargado de Venezuela, al considerar como fraudulentas las elecciones de mayo pasado en las que Nicolás Maduro resultó reelecto como presidente.

La comunidad internacional se dividió, unos 50 gobiernos reconocen a Guaidó como “presidente interino”, y otros a Maduro como presidente legítimo, mientras que otros se pronuncian por un diálogo para salir de esta crisis política.