Mujeres trans, las más vulnerables en espacios laborales

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional sobre Discriminación hacia personas LGBT en México, presentado este martes, 29 por ciento de las mujeres trans considera que ser persona LGBTTTI ha sido...

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional sobre Discriminación hacia personas LGBT en México, presentado este martes, 29 por ciento de las mujeres trans considera que ser persona LGBTTTI ha sido obstáculo para acceder a un empleo, en tanto 17 por ciento de los hombres trans también lo considera, frente a 21 por ciento de frecuencia.

De acuerdo con el estudio, en México la población LGBTI enfrenta discriminación en la búsqueda de empleo, lo cual reduce sus posibilidades de conseguirlo, además de que se encontraron prácticas de discriminación en los métodos de selección de personal.

Respecto al trato y convivencia en el ambiente laboral, estas poblaciones percibieron un trato laboral diferenciado; brecha que se acentúa por el origen étnico, el hostigamiento, mientras que el hostigamiento y el acoso están presentes en el ámbito laboral; hay diversas acciones ante esas vivencias y ellas asumen los costos emocionales.

La percepción de frecuencia con la que las personas LGBTTTI reciben el mismo trato que las personas heterosexuales en los espacios laborales, 18 por ciento lo consideran recurrente, 7.0 por ciento siempre, 6.0 por ciento dijo que no aplicaba.

Lo anterior, frente a 46 por ciento de los encuestados que consideró que la percepción que reciben las personas LGBTTTI en los espacios laborales es regular, 3.0 por ciento opinó que es muy bueno, 20 por ciento que es bueno, 18 por ciento lo considera malo, 8.0 por ciento muy malo y 5.0 por ciento dijo que no aplicaba.

En cuanto a la frecuencia con la que han sufrido hostigamiento, acoso o discriminación en su trabajo por ser persona de esa comunidad, 4.0 consideró que siempre, 10 por ciento con frecuencia, 29 por ciento ocasionalmente, 44 por ciento que nunca y 13 por ciento que no aplica.

En tanto, la reacción de las personas encuestadas ante la discriminación en los espacios laborales, 28 por ciento dijo haber ignorado lo que pasaba, 14 por ciento no sintió discriminación, 8.0 por ciento cambió de trabajo, y el mismo porcentaje se quejó con su jefe, 7.0 por ciento dejo de decir o negó ser persona de la comunidad, 3.0 por ciento sintió enojo y frustración.

Solo 3.0 por ciento se quejó ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), 2.0 por ciento pensó acabar con su vida, 1.0 por ciento faltaba al trabajo y 20 por ciento dijo que no aplicaba.

En cuanto a la percepción sobre la afectación que la discriminación contra personas LGBTTTI genera en su desarrollo, profesional y laboral, 42 por ciento opinó que mucho, 36 por ciento que algo, 10 por ciento que casi nada y 12 por ciento que nada.

Sobre la igualdad de ingresos entre personas de esas poblaciones y heterosexuales cuando realizan el mismo tipo de trabajo, 24 por ciento señaló que siempre, 29 por ciento con frecuencia, 31 por ciento de manera ocasional, 8.0 por ciento opinó que nunca, y 7.0 por ciento dijo que no aplicaba.