Francia otorga Premio Simone Veil a favor de los derechos de las mujeres

El presidente francés Emmanuel Macron entregará el próximo viernes el primer "Premio Simone Veil", que reconoce las acciones en todo el mundo a favor de los derechos de las mujeres, informó hoy la...

El presidente francés Emmanuel Macron entregará el próximo viernes el primer "Premio Simone Veil", que reconoce las acciones en todo el mundo a favor de los derechos de las mujeres, informó hoy la ministra para la Igualdad de Género, Marlene Schiappa.

Este premio "se presentará por primera vez este año" en el Palacio del Elíseo con motivo de la 42 conmemoración del “Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional”, que se celebra cada 8 de marzo, dijo Schiappa, ante los diputados.

Según la prensa francesa, el “Premio Simone Veil” estará dotado con 100 mil euros (unos 113 mil dólares), y la identidad de la persona acreedora a este galardón aún no ha sido revelada.

Esta iniciativa es parte de la "diplomacia feminista" de Francia, "contra la violencia sexista y sexual, la escisión, los matrimonios forzados, para el acceso a la educación de niñas y niños, y para la emancipación económica de las mujeres", dijo Schiappa ante la Asamblea Nacional.

Detalló que Francia destinará 120 millones de euros (unos 135.6 millones de dólares) para que la Agencia Francesa del Desarrollo apoye a organizaciones no gubernamentales a favor de la igualdad de género en todo el mundo.

Simone Veil, quien falleció a los 89 años de edad en junio de 2017, es reconocida como un ícono de la lucha feminista por las acciones que llevó a cabo desde su posición como ministra en Francia en la década de 1970, como la despenalización del aborto.

Veil fue una superviviente de Auschwitz. Fue deportada en 1944 por ser judía, perdió a sus padres y a su hermano en el Holocausto, luego regresó a Francia y reconstruyó su vida.

Simone Veil fue ministra de Sanidad en Francia de 1974 a 1979; impulsó la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo que fue aprobada en 1975, y fue presidenta del primer Parlamento Europeo electo de 1979 a 1982.

En un homenaje a su labor, en 2018 sus restos fueron llevados al Panteón de París, donde descansan las personas ilustres de Francia, en una ceremonia que congregó a miles de franceses.