Ensenadenses festejaron primer carnaval con harina en vez de confeti

En 1891, cuando Ensenada vivió primera vez un carnaval, sus habitantes utilizaron harina para hacer las veces de confeti y dejar en su historia el hecho anecdótico de esta fiesta, la más antigua de...

En 1891, cuando Ensenada vivió primera vez un carnaval, sus habitantes utilizaron harina para hacer las veces de confeti y dejar en su historia el hecho anecdótico de esta fiesta, la más antigua de Baja California.

Al hacer un recuento de la historia del carnaval, el director del Instituto Municipal de Cultura y Desarrollo Humano, Octavio Gutiérrez García, dijo que esta tradición se reactualiza y transforma continuamente, no es inalterable e inmóvil.

“Es dinámica, cambiante y adaptativa, y sigue siendo el nexo de continuidad entre el pasado y el presente de nuestra ciudad”, señaló al referirse a los inicios de esta fiesta porteña.

Dijo que, además, brinda la oportunidad de explicar a las siguientes generaciones su origen y hacerlos participes de las costumbres, “algo que hará que desarrollen un sentimiento de pertenencia y arraigo y mantengan así vivas nuestras tradiciones”.

Gutiérrez García hizo una remembranza sobre esta tradicional festividad en esta ciudad y abundó que es una fiesta que se realiza por todo el mundo.

En general, dijo, radica en un período de diversión en que los habitantes salen a las calles y se reúnen parta disfrutar de conciertos, música, bailes tradicionales, banquetes y todo tipo de actividades.

Recordó que el primer carnaval que se llevó a cabo en Ensenada fue en el año de 1891 y a partir de 1950 se ha realizado sin interrupciones y con tendencia a crecer cada año.

“Esta es la fiesta popular más grande y de mayor antigüedad en Baja California”, resaltó el funcionario.

En ese sentido, señaló que de acuerdo a los anales de la historia de Ensenada en el primer carnaval se festejó con harina de trigo, “ya que al no contar con el tradicional confeti, los asistentes se arrojaron harina como parte de la celebración”.

La noche del lunes, los ensenadenses que acudieron al templete principal disfrutaron por más de una hora la música del conjunto local Rábano, que amenizó e hizo bailar a los asistentes.

Las fiestas carnavalescas finalizarán la noche de este martes, para entonces dar paso a la cuaresma, que iniciará el viernes tras el miércoles de ceniza.