Piden diálogo con fiscal sobre búsqueda de desaparecidos en Sinaloa

Los colectivos Voces Unidas por la Vida e I(DH)EAS) solicitaron reunirse con el fiscal general de la República para informarle de las irregularidades y obstáculos que enfrenan en su labor de búsqueda...

Los colectivos Voces Unidas por la Vida e I(DH)EAS) solicitaron reunirse con el fiscal general de la República para informarle de las irregularidades y obstáculos que enfrenan en su labor de búsqueda de personas desaparecidas en Sinaloa.

Sin embargo, en rueda de prensa, indicaron que ello no ha sido impedimento para el hallazgo de David Mendoza Marín, Alfredo Elías Bustos y Margarita Marín Yan, quienes desaparecieron el 21 de julio de 2015, después de haber sido detenidos por policías del municipio de Ahome.

“Hemos identificado un modus operandi preocupante, donde policías municipales detenían y desaparecían a las personas y, de acuerdo a la sistematicidad de esta práctica, los altos mandos de los policías estaban involucrados”, anotó el abogado de la organización sin fines de lucro, I(DH)EAS, Guillermo Naranjo.

Dijo que gracias a las investigaciones realizadas por los familiares, un juez libró órdenes de aprehensión contra tres de los 10 policías implicados en la desaparición forzada de los jóvenes, sin embargo, al día de hoy están prófugos.

Carola Marín, madre de los tres jóvenes, recordó que en el predio donde fueron hallados los restos de sus hijos, se encontraron en total siete personas. Mediante la prueba de ADN, se logró identificar a Alfredo Elías.

En la sede del Centro de Comunicación Social (Cencos), comentó que luego de las amenazas “me comuniqué con el Ministerio Público Federal pidiéndole una búsqueda federal, que nos acompañen, que nos cuiden, porque ya estamos amenazadas, pero dijeron que no había personal ni ingresos”.

Tras el nulo apoyo local, acudió a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y de la Secretaría de Gobernación (Segob); “como hice, me ayudaron, me acompañaron y efectivamente, encontramos a Madga y a mi hijo David", aunque no como ella esperaba.