Clínica especializada del IMSS ofrece tratamiento para casos de obesidad

Desde hace 10 años, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco cuenta con una clínica especializada para el tratamiento de pacientes con obesidad mórbida, dentro de la Unidad...

Desde hace 10 años, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco cuenta con una clínica especializada para el tratamiento de pacientes con obesidad mórbida, dentro de la Unidad Metabólica del Servicio de Endocrinología del Hospital de Especialidades.

El titular de la Clínica, Miguel Escalante Pulido, explicó que en esta área se integra a diversas especialidades como Gastroenterología, Endocrinología, Nutrición, Psiquiatría, Cirugía, entre otras, y alrededor de mil 500 pacientes son atendidos anualmente en la misma.

Refirió que son alrededor de 500 los pacientes que llegan a requerir hospitalización. Señaló que quienes se integran a los tratamientos contra la obesidad mórbida son pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 40.

Dentro de la gama de posibilidades se les ofrece la llamada cirugía bariátrica, pero esta alternativa está contraindicada para pacientes con depresión, o bien que sufrieron infartos al miocardio en los últimos seis meses, presentan alguna tumoración, tienen anemia o deficiencias en vitaminas y nutrientes.

Los beneficios de la intervención quirúrgica y del programa de dieta y actividad física no sólo se abocan a la pérdida de peso, sino al control de la diabetes, en donde muchos ya suspendieron la ingesta de fármacos, o se redujo su necesidad de insulina, o incluso ya no requieren de consumir medicamentos para control de la presión arterial.

Añadió que el 15 por ciento de los pacientes que llegan a consulta no cumplen criterios de selección para ser intervenidos quirúrgicamente y recordó que previo a la cirugía, se debe integrar al paciente a un protocolo en donde se busca una reducción de peso por lo menos del 10 por ciento del total de su economía corporal.

Además se deben evaluar previamente sus niveles de glucosa, de calcio y condición de huesos, es un proceso que incluso debe conllevar seguimiento posterior a la intervención quirúrgica.