Señala Instituto Electoral improcedente plebiscito de impacto ambiental

El Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) determinó como improcedente la solicitud de plebiscito en materia de impacto ambiental, identificada con la clave de...

El Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) determinó como improcedente la solicitud de plebiscito en materia de impacto ambiental, identificada con la clave de expediente EEBC/CG/PLB/001/11-10-2018, durante la XXIII Sesión Extraordinaria del Consejo General.

Durante la Sesión, el consejero presidente de la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica, Abel Muñoz Pedraza, explicó que la resolución relativa a la autorización en materia de impacto ambiental para realizar obras y actividades relativas a la construcción y operación de planta cervecera en Mexicali, no es trascendente para la vida pública del estado.

Añadió que, al tratarse de un acto administrativo legamente realizado bajo la Ley de Protección al Ambiente del Estado de Baja California, en concordancia con la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y otras normatividades ambientales vigentes, no es materia a someterse a plebiscito.

El consejero enfatizó que durante el estudio de trascendencia de la comisión, se consideraron los motivos y razón que manifestaron los promoventes en relación a las cantidades de agua que habrán de utilizarse para la operación y funcionamiento de la planta cervecera.

Sin embargo, como se ha mencionado, en el estudio se determina que el acto señalado en la solicitud presentada ante el órgano electoral no es objeto de plebiscito según lo establecido en la Ley de Participación Ciudadana.

Por otra parte, Muñoz Pedraza, expuso el Punto de Acuerdo en el que se declaró la improcedencia de la solicitud de plebiscito, manifestando que el acto señalado en el escrito de solicitud, no es un acto susceptible de ser sometido a consulta ciudadana mediante un plebiscito.

Refirió que se trata de un acto administrativo cuya realización fue obligatoria para la autoridad competente, en este caso, la Secretaría de Protección al Ambiente del Estado, en términos de la Ley de Protección al Ambiente para el Estado de Baja California, en concordancia con la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y demás normatividad ambiental vigente.

Muñoz Pedraza señaló que esto es así ya que, si se determina lo contrario, se incurriría en un acto violatorio del principio de legalidad que rige al Instituto Electoral y que, en el derecho mexicano, y en particular, en el ámbito administrativo, el principio de legalidad.

Señaló que el plebiscito, contemplado en la Ley de Participación Ciudadana, no puede ser considerado como un mecanismo a través del cual un particular que ha cumplido con los procedimientos que establece el acto administrativo para obtener la autorización en materia de impacto ambiental.