Marcha
Imagen de la marcha por la Dignidad Nacional organizada por madres de desaparecidos el 10 de mayo de 2013. José Pazos / NOTIMEX

El gobierno de México anunció el lunes la instalación de una unidad especial para buscar a personas desaparecidas, en medio de un reconocimiento de que las autoridades no han logrado realizar investigaciones adecuadas para dar con su paradero y de manifestaciones de desconfianza de algunos familiares.

La unidad dependerá de la Procuraduría General de la República que concentrará a investigadores y policías que sólo se dedicarán a la búsqueda de desaparecidos, que una base de datos oficial estima hasta ahora en más de 26.000.

Las autoridades prometieron que trabajarán junto a los familiares El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y el procurador general, Jesús Murillo, anunciaron el lanzamiento de la unidad y prometieron que trabajarán de la mano de los familiares, algunos de los cuales estuvieron presentes y manifestaron sus dudas ante las autoridades porque hasta ahora no los han ayudado.

"¡En este país no hay justicia!", "¡Nosotros trabajamos mejor que ellos!", gritaron algunas madres al final de la presentación de la unidad. "Sabemos lo insatisfechos que están", dijo antes Osorio y aseguró que "no será un tema de olvido".

El procurador Murillo dijo que la idea de la unidad es evitar el "laberinto" burocrático que obliga a los familiares de desaparecidos a acudir a varios lugares e incluso a realizar investigaciones por su cuenta.

"No hacemos magia, vamos a llegar hasta donde se pueda llegar... vamos a agotar todas las opciones y hablar con absoluta verdad sobre las posibilidades de los resultados", señaló Murillo.

Osorio dijo la semana pasada que las autoridades federales trabajan en la depuración de la base de datos que registra a 26.121 desaparecidos y aseguró que el número será mucho menor porque hay casos de personas que volvieron a sus casas o emigraron que no fueron notificados al gobierno.

Raúl Plascencia, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, dijo que el organismo tiene un registro propio de 24.800 personas extraviadas o no localizadas, además de 2.432 casos que se presumen fueron desapariciones forzadas, es decir, en los que de alguna manera participaron las autoridades.

Las desapariciones se han convertido en un tema sensible en México, donde innumerables familias han denunciado que algún familiar fue plagiado por grupos del narcotráfico o incluso autoridades sin que hasta ahora se conozca su paradero.