El público del Metropolitano de Nueva York se entregó en aplausos al tenor mexicano Javier Camarena, durante la ópera cómica en dos actos "La hija del regimiento" de Gaetano Donizetti, que se transmitió este sábado en el Auditorio Nacional.

La ópera que se estrenó en Paris el 11 de febrero de 1840, tuvo su exitosa reposición en el Met de Nueva York y transmisión vía satélite en el "Coloso de Reforma", donde el público conocedor disfrutó del espectáculo que estuvo bajo la dirección del concertador italiano Enrique Mazdola, la producción de Laurent Pelly y la participación de la soprano sudafricana Pretty Yende, en el papel de "Marie", la mezzosoprano Stephanie Blythe y el tenor mexicano Javier Camarena, en el personaje de "Tonio".

El público neoyorkino se conmovió con la historia de amor imposible entre la Hija del Regimiento y el singular habitante de las montañas de Tirol, pero cuando “Tonio” anuncia su amor por “Marie” ante el regimiento, el público con su nutrido aplauso obliga a Javier Camarena a repetir la escena para volverlo a escuchar; suceso que había ocurrido sólo con el tenor peruano Juan Diego Flórez, quien en La Scala de Milán, el público le exigió repitiera esta misma aria.

La gente en el Auditorio Nacional no perdió detalle alguno de los movimientos de los actores en escena, pero conscientes de que en cualquier momento se pudiera suspender la transmisión por fallas satelitales, como lo anunciaron las autoridades del recinto.

En el intermedio, Javier Camarena, aceptó que para lograr el éxito en esta aria, practicó y actuó una y otra vez la escena, pero sobre todo no dejó de ensayar sus papeles con precisión y vehemencia, detalle que aplaudieron tanto los espectadores en vivo en el Met de Nueva York, como los presentes en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

Los enredos de la trama apuntan al amor imposible, sin embargo la verdad hace justicia y el 21 regimiento encabezado por "Tonio" (Javier Camarena), interrumpe el inminente matrimonio entre "Marie" y él no amado, para obtener el permiso de la Marquesa de Berkenfield (Stephanie Blythe) y cantar al final, “Salut à la France”.