Gipsy Kings By André Reyes se reencontrarán con público mexicano

El grupo de rumba flamenca, Gipsy Kings By André Reyes, buscará sorprender a sus seguidores mexicanos en el concierto que ofrecerán en el “Open Air” de la Arena Ciudad de México, el próximo 30 de...

El grupo de rumba flamenca, Gipsy Kings By André Reyes, buscará sorprender a sus seguidores mexicanos en el concierto que ofrecerán en el “Open Air” de la Arena Ciudad de México, el próximo 30 de marzo.

En entrevista, el integrante de la formación, Chico Castillo, conocido en la banda como The Gipsy, destacó que el regreso a México obedece al gran amor que André Reyes siente por este pueblo, sus tradiciones, gastronomía y costumbres. “Estamos verdaderamente felices de que pronto estaremos por allá”.

El compositor, solista y arreglista de origen gitano afirmó que ha sido complicado más no imposible mantenerse por 30 años en el gusto de la gente: “Pensamos en el público, en nosotros, en nuestras familias que dejamos por largos periodos y siempre buscamos reinventar el sonido, por lo que sorprenderemos a nuestros seguidores con nuevas melodías”.

Chico Castillo puntualizó que su visita a este país, será un reencuentro con el pasado y el presente de cientos de mexicanos, que por herencia han transmitido el gusto por la rumba flamenca.

“Por eso aplaudimos la existencia de las plataformas digitales y las redes sociales que han difundido nuestra música a los millennials y generación Z”.

El compositor de la formación musical francesa gitana, indicó que sólo tienen un objetivo por el momento: “El reencuentro con nuestro público en la Arena Ciudad de México, un recital para todas las generaciones que han crecido a la par y que sin duda armarán una fiesta como los mexicanos saben hacer cuando escuchen 'Bamboleo', 'Baila Baila', 'Djobi Djoba' y 'Volare', por nombrar algunas”.

El grupo está conformado por André Reyes, Mario Reyes, Tomás Reyes, Kakou Reyes y Chico Castillo, este último recordó que en 1989, Gipsy Kings obtuvo un reconocimiento en Estados Unidos por permanecer cuarenta semanas en las listas de popularidad, algo que muy pocos grupos españoles logran con un álbum homónimo.