Vulvodinia, enfermedad en mujeres poco conocida

Ardor en sus genitales como si le rociaran ácido, fue la forma que utilizó Pamela Clynes para describir lo que es padecer vulvodinia desde hace seis años.Así lo señaló al contar su experiencia...

Ardor en sus genitales como si le rociaran ácido, fue la forma que utilizó Pamela Clynes para describir lo que es padecer vulvodinia desde hace seis años.

Así lo señaló al contar su experiencia, durante la charla que tuvo lugar en el evento What a Woman 2019, que se lleva a cabo del 1 al 3 de marzo, en el restaurant Hacienda de los Morales de la Ciudad de México.

Esta extraña enfermedad se caracteriza por causar dolor crónico en la vulva al tener relaciones sexuales o con el simple roce de la ropa, la cual no tiene cura, ni causa definida.

Aclaró que no es un mal provocado por bacteria o virus, menos una infección de transmisión sexual, y puede aquejar a cualquier mujer en cualquier etapa de la vida.

Destacó que uno de los problemas para detectar este padecimiento es que las mujeres no se conocen, no saben localizar el dolor.

“Culturalmente, la sexualidad de la mujer es un tema visto como algo temible, algo que tenemos que negar o destruir, no es nuestra culpa sentir vergüenza hacia nuestros genitales”, comentó.

La vulvodinia no se reconoce como una condición ginecológica, lo cual implica que no hay especialistas para tratar el problema y obtener un buen diagnóstico, y las afectadas no se atreven a hablar de sus síntomas por vergüenza.

Seis millones de mujeres en Estados Unidos la padecen, según un estudio de la Universidad de Harvard, respaldado por el Instituto Nacional de la Salud.

Afirmó que “60 por ciento visitan a tres ginecólogos antes de encontrar al que le dé un diagnóstico adecuado y 40 por ciento no lo tiene aún después de visitar doctores”.

La Asociación Nacional de Vulvodinia (NVA, por sus siglas en inglés) es la única que se dedica a la investigación de enfermedades de este tipo en el mundo.

En el caso de Pamela, pasaron dos años después los primeros síntomas para que pudiera tener un diagnóstico certero, ya que los médicos a los que consultaba apelaban que no es común padecerla.

Para ayudar a más mujeres que tienen esta afección, lanzó la plataforma Peace with pain, primera en México que se dedica a difundirla.

Apuntó que el objetivo es convertirla en una asociación integrada por hombres y mujeres dispuestos a entender y ayudar a las féminas con ese mal, para canalizarlas con especialistas.