Para Álvaro Uribe “es un milagro” publicación de “Historia de historias"

El narrador y ensayista mexicano Álvaro Uribe (Ciudad de México, 1953), autor de “El taller del tiempo obtuvo”, novela que le dio el I Premio de Narrativa “Antonin Artaud”, aseguró hoy que la...

El narrador y ensayista mexicano Álvaro Uribe (Ciudad de México, 1953), autor de “El taller del tiempo obtuvo”, novela que le dio el I Premio de Narrativa “Antonin Artaud”, aseguró hoy que la publicación de su libro “Historia de historias” no es más que un auténtico y verdadero milagro.

Entrevistado por Notimex en la Feria Internacional del Palacio de Minería (FILMP), cuya edición número 40 concluirá este 4 de marzo, Uribe se mostró feliz por ver sus 41 cuentos reunidos.

“Son cuentos que estaban muertos, ahí, sin que nadie los tocara y de pronto resucitaron; la historia que han tenido es realmente otro cuento, en el que cada título es protagonista”, recalcó el también prosista que en 2014 obtuvo el Premio “Xavier Villaurrutia” por su celebrada novela “Autorretrato de familia con perro”.

Para el autor, lo ideal sería que todo mundo leyera ese ramillete de cuentos. “Son textos no tan largos, no tan cortos, pero sí interesantes aptos sobre todo para el lector que tiene un cierto nivel de cultura general y deseos de ayudarme a completar cada historia, que por su tamaño tienen la posibilidad de terminar como cada quien quiera”.

“Historia de historias” de Álvaro Uribe es “la deslumbrante reunión de toda la narrativa breve de uno de los prosistas más refinados de la lengua”, de acuerdo con la vocera del sello editorial Malpaso, quien realizó el trabajo hasta poner ejemplares en las mesas de novedades de los principales puntos de venta en la geografía nacional.

Este libro reúne todos los cuentos de Álvaro Uribe. Es decir, contiene 41 relatos impecables, a un mismo tiempo transparentes y enigmáticos, escritos por uno de los mayores prosistas de la lengua en español; una y otra vez se escucha celebrar la redonda escritura de este narrador mexicano.

La precisión de sus frases, la casi matemática composición de sus páginas, es ágil y no lo es menos su imaginación. Por los cuentos desfila, precisó el autor “una extravagante tropa de personajes, desde fetos hasta frailes, pasando por niños, criminales y filósofos, cada uno con una historia y algo que contar.

El libro se columpia, va y viene, de la sátira a la fantasía, de la fábula histórica a la minificción metafísica, del cuento de fantasmas al relato policíaco. En síntesis, como él mismo lo calificó también, “un banquete literario pensado y escrito desde mi cabeza, sin recurrir a los diccionarios para buscar palabras rimbombantes”.