Las autoridades electorales de Nigeria iniciaron hoy la clasificación y recuento de los votos en las casillas en varias localidades del país, donde han finalizado las votaciones para presidente y miembros de la Cámara de Representantes y el Senado.

La jornada, en la que unos 84 millones de votantes en Nigeria fueron convocados a acudir a las urnas, se vio ensombrecida por la muerte de unas 16 personas en diferentes incidentes violentos, de acuerdo con la prensa nigeriana.

En varias de las mesas de votación de Garki, en Abuja, funcionarios de la Comisión Electoral Nacional Independiente comenzaron a clasificar las casillas, ante la mirada de decenas de votantes y representantes de partidos que permanecían en el lugar para verificar el conteo de votos, mientras las fuerzas de seguridad controlaban la multitud.

La misma situación se presentó en otras localidades del país como Otuoke, Otuaba, Ewoi, Otuabula 1, Otuabula 2, Enugu South, donde se cerraron las casillas después de las 15:00 horas locales del sábado (14:00 GMT), después de que los votantes dejaron de acudir a votar, de acuerdo con el diario Vanguard News Nigeria.

Las elecciones del sábado iniciaron con un ataque del grupo terrorista Boko Haram en Maiduguri, en el noreste del país, que dejó un soldado muerto una veintena de heridos, así como con una serie de explosiones en Yobe. 

En la ciudad petrolera de PortHarcourt, en el estado de Rivers, se produjeron varias explosiones, así como robo de urnas y de material electoral; en la misma entidad fueron asesinadas por disparos al menos cuatro personas.

Mientras que al menos en dos colegios electorales de Lagos, capital económica y ciudad más poblada del país, grupos de jóvenes quemaron urnas con votos. 

Los nigerianos acudieron a la urnas para elegir al mandatario que gobernará el país en los próximos cuatro años entre 73 candidatos, aunque los aspirantes con mayores posibilidades son el actual jefe de Estado, Muhamadu Buhari, y el opositor Atiku Abunakar.

La nación más poblada de África y primera economía del continente renovará también el Senado y la Cámara de Representantes, en un proceso que es vigilado por cientos de observadores locales e internacionales (incluidas misiones de la Unión Europea, la ONU y la Unión Africana).

Las elecciones estaban previstas para el pasado 16 de febrero, pero la Comisión Electoral Independiente de Nigeria decidió suspenderlas a tan solo cinco horas de la apertura de los colegios debido a un retraso en la entrega del material electoral en los 120 mil puestos de votación dispuestos en el país.