Luis Martín Garza Gutiérrez celebra seis décadas en escenarios teatrales

Luis Martín Garza Gutiérrez es periodista, historiador, director teatral, maestro de actuación, y en estos días está celebrando 60 años en los escenarios: “Estas seis décadas han sido efímeras, como...

Luis Martín Garza Gutiérrez es periodista, historiador, director teatral, maestro de actuación, y en estos días está celebrando 60 años en los escenarios: “Estas seis décadas han sido efímeras, como es el teatro. Se pasaron muy rápido y poco a poco pero constantemente me fueron dejando grandes satisfacciones”.

Recordó que a los 16 años de edad, el 8 de mayo de 1959, fundó el teatro experimental de la Preparatoria Número 1, donde él estudiaba. “Ha sido una aventura efímera de la cual nunca me voy a arrepentir, sobre todo, porque desde temprana edad descubrí que esta era mi verdadera vocación”, dijo a Notimex, durante una entrevista esta tarde aquí.

Sin embargo, el maestro que en su haber tiene más de 200 obras de teatro desde clásico hasta contemporáneo, reconoció que no todo ha sido motivo de orgullo y satisfacción, pues el teatro en el interior del país, dramaturgos, actores y todos quienes toman parte en la cadena productiva de las artes escénicas, son vistos como los “niños pobres del arte”.

“En el interior del país hay muchos actores y muy buenos directores, Lo que se necesita es no verlos como si fueran ‘niños del DIF’. Las becas ayudan pero no permiten al actor despegar y ser fuerte con su arte. No tiene por qué haber un arte comercial y un arte no comercial; el arte es arte y no admite concesiones”, aseveró el decano de los escenarios.

Garza Gutiérrez, quien en 1962 fundó el Grupo de Teatro Estudiantil de la Universidad de Nuevo León y en 1963 el Teatro Estudio de Vanguardia, destacó desde su experiencia que el quehacer cultural del interior del país merece y debe recibir un mayor presupuesto. “El Estado debe producir más en toda la República y no sólo en la Ciudad de México”.

El entrevistado fue el primer director de la Compañía del Instituto Mexicano del Seguro Social en Monterrey (1964), Director Titular del Teatro Arlequín (1966-1968), fundador y director del Teatro Mayo (968) y director titular de Teatro El Grillo (1971-1972). Y con ese cúmulo de prácticas, elevó la voz para demandar más apoyos al teatro de la provincia.

El maestro apuntó que afortunadamente, universidades como la Veracruzana, la del Estado de Guanajuato y la de Guadalajara, cuentan con programas de teatro que a la fecha han aportado mucho a la dramaturgia y al quehacer actoral de este país, pero en realidad, “todas las universidades de México deberían tener alguna compañía de teatro”.

Luis Martín Garza Gutiérrez, quien esta tarde fue objeto de un homenaje por parte del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, debutó en la capital del país dirigiendo en 1969 a Carmen Montejo, Anita e Isabelita Blanch y Enrique Álvarez Félix en “Cheri de Colette”.

Esa pieza escénica llegó a las 150 representaciones en el Teatro del Bosque (hoy Julio Castillo) y en el Teatro Tepeyac. También en la Ciudad de México, ha dirigido para el INBA y el IMSS memorables obras de teatro que hoy forman parte del baúl de sus más caros recuerdos, como “El medio pelo” de Antonio González Caballero en el año 1984.

En el campo del teatro local, además de su desempeño profesional, el entrevistado ha dirigido con éxito teatro estudiantil en la Universidad Regiomontana, el Tecnológico de Monterrey, la Compañía de la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

“Lo que se requiere es no tratar al teatro como un damnificado dándole becas y nada más. Sí que se otorguen esos estímulos mientras se es estudiante, pero como profesional, o mayor de 30 años, quien hace teatro desde cualquier trinchera debe recibir apoyos para ver en realidad ‘de qué cuero salen más correas’ y ponen en alto el nombre de México”, rubricó.