La mayoría de los bienes que se subastaron hoy, entre los que destacan camionetas, motocicletas, cuatrimotos, autobús de pasajeros y tractores, se vendieron por arriba del doble del valor del precio inicial, lo cual permitirá llegar a la meta de 100 millones de pesos que se ha fijado alcanzar el gobierno federal.

Así lo señaló el director general del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Ricardo Rodríguez Vargas, quien expresó su alegría por la respuesta de la ciudadanía en esta puja.

Tenemos, dijo, una venta extraordinaria, no solo en el número de participantes, sino también en los montos que se reciben por 218 lotes.

Los recursos obtenidos serán dirigidos a la Tesorería de la Federación, aclaró entrevistado en la terminal aérea de Santa Lucía, donde se lleva a cabo esta primera subasta del gobierno de México.

Asimismo, apuntó que los autos que no se adquirieron hoy volverán a ser subastados hasta que se vendan por un menor precio, ya que la normativa señala que se puede bajar cinco, 10 o 15 por ciento el precio de salida, de tal manera de que tengan un destino al final.

“Es normal que algunas unidades no se hayan vendido (…) pero la experiencia nos dice que en las siguientes se venden, no hay problema, no pasa nada, los vendemos en un precio menor”, subrayó.

Rodríguez Vargas afirmó que con esta subasta se muestra que la gente respondió al llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La mayoría de los bienes se están vendiendo por el doble de su precio inicial, lo cual nos da mucha alegría porque vamos a tener una recaudación bastante favorable con esta subasta”, agregó.

Todos los vehículos, precisó, son del Estado Mayor Presidencial, mientras que la entidad transferente fue la Presidencia de la República.

En términos históricos, subrayó, esta es la subasta con mayor número de participantes que ha tenido el SAE.

Agregó que las autoridades hacendarias tienen todos los datos de los participantes que hicieron alguna compra, mismos que fueron compartidos con la Fiscalía General, a fin de cruzar información y descartar cualquier irregularidad.

Entre los vehículos que formaron parte de esta puja, destacan tres unidades que utilizaba el presidente Enrique Peña Nieto; un Audi A8 W12, modelo 2012, con nivel de blindaje seis; una camioneta BMW X5, modelo 2013 y con blindaje III; así como una camioneta Chevrolet Suburban, modelo 2014, con nivel de blindaje seis, la cual es única en el país.

La puja de vehículos el gobierno federal continuará este domingo 24 de febrero, en la terminal aérea de Santa Lucía, donde los participantes que ofrezcan el mejor precio podrán adquirir algún auto, camioneta o autobús, entre otros automotores que se subastan.