A través de la danza, canto, poesía y conferencias, el Centro Cultural Tijuana (Cecut), organismo de la Secretaría de Cultura, conmemoró el Día Internacional de la Lengua Materna en esta ciudad fronteriza.

Niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad disfrutaron de actividades en lenguas de los pueblos originarios, para resaltar la importancia de preservar las lenguas maternas, que a través de los años han estado desapareciendo.

La coordinadora del Programa de Pueblos y Culturas Indígenas del Cecut, Irais Piñón, presentó una ceremonia ritual a cargo de Delfina Albañez de la comunidad Pai Pai, quien entonó cantos en su lengua.

El investigador del Centro de Nanociencias de la UNAM, Campus Ensenada, Noboru Takeuchi, ofreció una charla en la que subrayó la importancia de preservar lenguas maternas, y que perder una lengua, se pierde la riqueza conceptual y cultural que encierra.

“Cuando se pierde una lengua, se pierde también la cultura y formas específicas de interacción con el medio ambiente, muchas culturas que viven en zonas rurales tienen un conocimiento muy preciso de su entorno, es triste perder su lengua”.

Señaló que han traducido textos de divulgación científica y distribuido en las comunidades de lenguas maternas, sobre todo, entre niños y jóvenes, y hasta la fecha han hecho traducciones en 15 lenguas habladas en México.

Agregó que el náhuatl, maya, mazateco, chinanteco, huave, mixteco, zapoteco y ñañhú (otomí), así como dos de Norteamérica el quéchua de Perú y el aymara de Bolivia, son algunas de las lenguas que se hablan en nuestro país mexicano.

La poesía estuvo presente con la participación de Rosa Maqueda, del estado de Hidalgo, quien ofreció poemas y narraciones nañhús, a todos los asistentes, y posteriormente participaron los alumnos de segundo grado de la primaria de la Escuela El Pípila.

El profesor Pacomio Vargas, quien se dedica desde hace 16 años a la educación indígena, ofreció, a través de los niños, cantos escolares en lengua zapoteca y el canto del Chapulín en idioma mixteco.

La comunidad mazahua del Estado de México estuvo representada por el maestro alfarero Francisco Cirilo Martínez, quien habló de los problemas que afronta su lengua entre los jóvenes, quienes ya no quieren hablarla porque les da vergüenza.

El público fronterizo disfrutó de danza, etnias, colores y esencia mexicana que pocas veces tiene la oportunidad de conocer, tal como lo hicieron hoy, donde fue celebrado el Día Internacional de la Lengua Materna.

Este día, establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultural (UNESCO), fue instaurado para preservar la pluralidad lingüística en el mundo e incidir en la conservación de las lenguas maternas.