El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene derecho a decidir por sus proyectos, y no se trata de decirle que no, se trata de ayudarle a que el proyecto del Tren Maya, se haga de una manera magistral, respetuosa y llegue a un buen puerto, señaló la diputada , Silvia Garza, subcoordinadora de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Urbano.

Tras la realización del Foro “el Tren Maya”, en donde participaron sociedad civil, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como organismos no gubernamentales, exfuncionarios y especialistas, la panista manifestó que se realizaron tres mesas para revisar aspectos económicos, ambientales y sociales.

Los foros, señaló a Notimex, tienen el objetivo de guardar las memoras para compartirlos con el gobierno federal y el Ejecutivo federal, “porque todos queremos que el proyecto inicie bien y termine bien, que sea sustentable y sostenible económicamente, ambientalmente y socialmente”.

Señaló que hay retos interesantes que señalaron los economistas en esos foros, que se tiene que revisar, tales como los ambientales, sobre la tenencia de la tierra y revisar los problemas de pobreza.

“Queremos contribuir al gobierno, vamos hacer llegar al gobierno y a las secretarías del Medio Ambiente, del Bienestar, Fonatur, al encargado del proyecto, las memorias de este importante foro. Precisamente si la leen cuidadosamente les van a servir de mucho”, manifestó la legisladora.

Refirió que uno de los ponentes habló del cambio de uso de suelo y hasta le puso tiempos, los cuales en su opinión se van a complicar muchísimo para el desarrollo del proyecto, con base en el respeto a la ley, a los reglamentos y a las normas.

“La problemática está durísima en los aspectos económicos, ambientales y sociales. Por ejemplo, los tiempos ambientales, no hay un plan de negocio, no hay un proyecto todavía, si hablamos de la parte económica con las estadísticas que nos dan”, manifestó Silvia Garza.

Expresó que uno de cada tres proyectos a nivel mundial tienen sobrecosto, uno de cada mil proyectos en el mundo es exitoso, por lo que es preciso revisar esa parte y aquí sólo se etiquetaron seis mil millones de pesos, no hay absolutamente nada y ya se está anunciado con bombo y platillo.

Según la diputada panista, si se revisa el aspecto social, va desde la parte de la tenencia de la tierra, la consulta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la parte ambiental, todos los ecosistemas, el tipo de sueldo, el agua, los residuos, lagos, aspectos que deben analizarse con una visión integral.

El primer paso, opinó, “no sé si ya lo habrán dado, este proyecto se tiene que construir en una mesa donde estén todas las partes y tener un primer proyecto, un plan de negocios, un plan de inversión, una garantía, no es nada fácil, es dinero de los mexicanos, y tenemos que garantizar que el proyecto sea sustentable y sostenible”.

“No podemos decir que al cabo de seis años, en el supuesto que se gasten 150 mil millones de pesos, digan se canceló por incosteable, porque lo subsidiamos el tiempo que funcionó y ya no podemos”.

Tampoco, refirió la diputada, “que llegue el otro gobierno dentro de cinco años y casi nueve meses y diga siempre no, no es funcional y ya tenemos como ejemplo: el aeropuerto”, concluyó.