Milica Djurdic, pareja de la primera ministra de Serbia, Ana Brnabic, dio a luz a un varón, por fecundación artificial, hecho que fue calificado por el gobierno serbio como inédito en la política mundial, donde los prejuicios son muy comunes en el país balcánico.

Brnabic, quien se declaró abiertamente homosexual en 2017 y su novia Djurdjic han asistido juntas a eventos como conciertos o inauguración de exposiciones.

Aunque Serbia no ha legalizado los matrimonios entre personas del mismo sexo, pronto podría introducir uniones entre homosexuales como parte de los cambios con los que el país busca incorporarse a la Unión Europea.

De acuerdo con información de la agencia Télam, Igor, como ha sido nombrado el bebé se encuentra "bien", según un comunicado del Gabinete de prensa de la primera ministra, Ana Brnabic.

La primer ministra, de 43 años, se convirtió en 2017 en la primera jefa de Gobierno de Serbia abiertamente homosexual , una elección que fue recibida con optimismo porque dio visibilidad a una comunidad discriminada.

Aunque la primera ministra y Djurdjic viven juntas, no existe ningún reconocimiento oficial de que sean pareja ni tampoco de que tengan un hijo en común y el bebé recién nacido es hijo exclusivamente de su madre biológica en términos legales.

Los medios serbios informaron que la pareja de Brnabic recurrió el año pasado a la fecundación artificial.

La constitución de Serbia define explícitamente el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y las uniones civiles de personas del mismo sexo tampoco son reconocidas.

Las parejas del mismo sexo tienen prohibido adoptar hijos, aunque los solteros pueden hacerlo independientemente de su orientación sexual.