Piden privilegiar protección de derechos humanos en Guardia Nacional

El pleno del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó al Congreso de la Unión para que privilegie el respeto y protección de los derechos humanos en las...

El pleno del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó al Congreso de la Unión para que privilegie el respeto y protección de los derechos humanos en las modificaciones constitucionales para crear la Guardia Nacional.

Asimismo, llamó la atención para que las modificaciones normativas que se realicen y las políticas públicas que con base en ellas se diseñen estén sustentadas en información objetiva y verificable, al margen de coyunturas o agendas políticas.

En su pronunciamiento ante debate de las reformas constitucionales en materia de Guardia Nacional y prisión preventiva oficiosa, el Cuerpo Colegiado de la CNDH consideró que la propuesta para esta corporación no es pertinente, pues "no garantiza ni contribuye sustantivamente a terminar con la impunidad, debilita la institucionalidad civil y democrática".

Opinó que, además, contraviene sentencias, principios, recomendaciones y criterios formulados por instancias internacionales en materia de derechos humanos que nuestro país está obligado a cumplir, al regularizar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

Por ello, la CNDH planteó la necesidad de establecer una ruta dual que permita a las Fuerzas Armadas continuar realizando labores de seguridad pública de manera excepcional y temporal, a la vez que se fortalezcan las capacidades técnicas, operativas, legales y estructurales de las policías e instituciones civiles.

En cuanto a la ampliación del catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa, el Consejo Consultivo consideró que las modificaciones planteadas al artículo 19 de la Constitución federal son un contrasentido a la reforma al sistema de justicia penal.

Por lo anterior, reiteró su llamado a las cámaras del Congreso de la Unión para que en la formulación de marcos normativos y constitucionales se apeguen a lo establecido en el artículo 1 de la Constitución y en los distintos tratados y convenciones de los que México forma parte.