Oposición en el Senado plantea cambios a la minuta de Guardia Nacional

Los partidos de oposición en el Senado de la República señalaron que no apoyarán la reforma constitucional para crear la Guardia Nacional en los términos que viene planteada; sólo lo harían si se le...

Los partidos de oposición en el Senado de la República señalaron que no apoyarán la reforma constitucional para crear la Guardia Nacional en los términos que viene planteada; sólo lo harían si se le realizan algunos cambios.

En conferencias de prensa, los grupos parlamentarios de los partidos Acción Nacional (PAN), del Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado coincidieron en la necesidad de crear una Guardia Nacional, pero no en los términos propuestos.

El primero en presentarse fue el PAN, cuyo coordinador, Mauricio Kuri, destacó que hay una serie de coincidencias entre los partidos de oposición, a las que llamó "irreductibles" y pidió a su compañero, Julién Rementaría del Puerto, describir.

Este último explicó que se trata de siete puntos: que la Guardia Nacional sea totalmente civil en todos sentidos; que la labor de las Fuerzas Armadas sea extraordinaria, subsidiaria, complementaria y temporal hasta por cuatro años.

También, que se respete el pacto federal y se capacite a policías locales; que la Guardia se sujete a control parlamentario; que los mandos no se sujeten al fuero militar; que el personal que venga del Ejército deje de ser considerado militar y se convierta en servidor público, aunque no pierda sus derechos laborales.

También, que se establezca un plazo transitorio de 45 días para aprobar las leyes secundarias. A ello, las senadoras Xóchitl Gálvez y Kenia López agregaron la necesidad de atender lo que se dijo en los foros de parlamento abierto y se respeten los compromisos internacionales de derechos humanos.

Más tarde, los senadores priistas fijaron su postura. Claudia Ruiz Massieu, presidenta del partido, dejó claro que "tal como viene la minuta, no la podemos acompañar".

Por el contrario, planteó la necesidad de garantizar una Guardia Nacional de naturaleza civil, que respete los derechos humanos y no viole el federalismo ni los tratados internacionales.

Además, propuso que se delineen paralelamente las guías de la legislación secundaria; concretamente, la Ley de Uso de la Fuerza, Registro Nacional de Detenidos y Ley Orgánica.

Al respecto, el coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, destacó que en caso de que la minuta no sufra los cambios que se consideran necesarios, los legisladores de su partido votarían en contra.

A su vez, el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, sostuvo que su partido está a favor de la creación de la Guardia, pero que no nazca violando convenciones internacionales.

En su opinión, debe tener organización civil, periodo de transición y respetar los derechos humanos y los tratados internacionales y aunque indicó que sus senadores votarán con la razón, aclaró que "si el dictamen viene como ha sido publicado, todos votaremos en contra".

Explicó que este mismo lunes continuarán las negociaciones en la Junta de Coordinación Política y consideró que sería "un error primitivo intentar llevar adelante una minuta que no tiene garantizada la mayoría calificada en el pleno".

En su momento, el coordinador perredista, Miguel Ángel Mancera, puntualizó que los legisladores del Sol azteca no acompañan la minuta como está presentada.

Y aunque "no se trata de jugar a las vencidas ni hacer acuerdos en lo oscuro, seguiremos negociando", porque se trata de crear una Guardia Nacional que contribuya a la seguridad en el país y que respete al mismo tiempo los derechos humanos y el federalismo, estableció.

Finalmente, dijo que se debe tener un régimen de transición y se deben conocer las leyes de Uso de la Fuerza, la Ley Orgánica y el Registro Nacional de Detenidos, como elementos esenciales para aprobar la Guardia.