“No es tan sencillo” aceptar de vuelta a yihadistas europeos: Alemania

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, consideró hoy que “no es tan sencillo” que Europa acepte de vuelta a los más de 800 yihadistas del Estado Islámico (EI) capturados en...

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, consideró hoy que “no es tan sencillo” que Europa acepte de vuelta a los más de 800 yihadistas del Estado Islámico (EI) capturados en Siria como reclama Estados Unidos, si bien avanzó que abordará esta cuestión con sus colegas.

“No es tan sencillo como la parte estadunidense sugiere", advirtió Maas a su llegada a la reunión con sus homólogos de la Unión Europea (UE) que se celebra este lunes en Bruselas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió el fin de semana a Reino Unido, Francia, Alemania y otros aliados a hacerse cargo y juzgar a los más de 800 yihadistas capturados por sus fuerzas en Siria porque de lo contrario la alternativa “sería ponerlos en libertad”.

“Un regreso solo podría ser posible si podemos garantizar que estas personas pueden ser inmediatamente enviadas ante un tribunal y que serán puestas en detención", declaró el jefe de la diplomacia alemana.

Explicó que el marco legal de Alemania estipula que “los ciudadanos alemanes son autorizados a volar de regreso”, pero ha dejado claro que “estas personas solo podrán volver al país si se garantiza que puedan ser detenidas de inmediato”.

Indicó que abordará esta cuestión con sus colegas europeos, especialmente el francés y el británico, aunque varios países como Austria, Hungría y Dinamarca se han mostrado reacios a la petición estadunidense.

Un vocero del primer ministro de Dinamarca, Lars Lokke Rasmussen, rechazó la petición de Trump al resaltar “estamos hablando de las personas más peligrosas del mundo. No debemos recibirlos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, no hizo comentarios sobre la exigencia de Estados Unidos y se limitó a decir “aunque los últimos bastiones territoriales del EI en Siria están a punto de caer” ello no significa de que su actividad antiterrorista haya acabado.

Por su parte la ministra francesa de Justicia, Nicole Belloubet, dejó claro que por ahora Francia no ha cambiado su política sobre los combatientes yihadistas y decidirá "caso por caso". "Por ahora, Francia no está respondiendo a las demandas de Trump”, subrayó.

Reino Unido también se niega a recibir ciudadanos que se unieron a los yihadistas, mientras Austria ha adelantado que cada país necesita evaluar cada caso con sus autoridades de seguridad nacional.

El canciller de Hungria, Peter Szijarto, consideró que Europa de ninguna manera debe permitir la vuelta de combatientes yihadistas. “El mayor desafío ahora debe ser no permitirles que regresen a Europa”, aseveró.

Estados Unidos intervino en el conflicto de Siria en septiembre de 2014, al frente de una coalición internacional, que empezó a bombardear las posiciones de grupos terroristas, sin la autorización del régimen de Bashar al Assad.