La Cámara de Diputados exhortó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a fortalecer, en coordinación con sus homólogas en las entidades federativas, las acciones que prevengan y reduzcan el número de accidentes, especialmente en los jóvenes.

En un dictamen con punto de acuerdo, publicado en la Gaceta Parlamentaria expone que con base en el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), se registran 22 decesos de jóvenes entre 15 y 29 años al día y 24 mil en promedio al año. Los siniestros viales constituyen la primera causa de muerte en jóvenes entre 5 y 29 años de edad y la quinta entre la población general.

A pesar de que la SCT, en coordinación con la Secretaría de Salud, han elaborado programas y políticas en materia de seguridad vial y de prevención de accidentes son insuficientes pues las muertes continúan, indicó.

“Los accidentes de tránsito ocasionados por jóvenes son un grave problema que debe ser erradicado desde casa, por lo que es importante que los padres de familia o tutores, establezcan un diálogo sobre los peligros y la responsabilidad que conlleva manejar un vehículo automotor”, comentó.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren cerca de 1.3 millones de personas en las carreteras del mundo, y entre 20 y 50 millones padecen traumatismos no mortales por los percances. Además, son una de las principales causas de muerte en todos los grupos etarios, y la primera entre personas de entre 15 y 29 años.

Sólo 47 países, que representan 13 por ciento de la población mundial, tienen leyes que contribuyen con mejores prácticas sobre la velocidad en zonas urbanas; es recomendable establecer un límite de velocidad máximo en zonas urbanas no superior a 50 km/h, con la finalidad de garantizar la seguridad e integridad de la población.

Por ello, es fundamental que la SCT, en coordinación con sus homólogas en las entidades federativas, fortalezcan las medidas que contribuyan a prevenir y reducir los accidentes automovilísticos en todo el país, particularmente entre en los jóvenes.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), las causas de los percances en las carreteras federales, casi 80 por ciento de las veces se deben al conductor, siete por ciento al vehículo, nueve por ciento a los agentes naturales y sólo cuatro por ciento al camino.

Esos percances se han convertido en un problema de salud pública en muchos países, cuyas principales causas están relacionadas con el exceso de velocidad, utilizar aparatos electrónicos o por el influjo de alguna droga como el alcohol de parte de los conductores, entre otras.

El documento señala que la Policía Federal indica que los hombres tienen cuatro veces más accidentes que las mujeres y aquellos que viajan acompañados por sus amigos incrementa los riesgos. El uso de aparatos electrónicos como celulares, o jugar carreras o arrancones son factores que pueden causar percances mortales.

El Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) señala que 40 por ciento de los mexicanos utiliza un celular mientras conduce. Observar la pantalla de un dispositivo móvil para contestar una llamada o leer un mensaje puede tardar de cuatro a siete segundos, por lo que una distracción por mínima que parezca incrementa hasta en 23 por ciento la posibilidad de sufrir un accidente.