A unas horas de la apertura de los centros de votación, las elecciones generales de Nigeria previstas para este sábado fueron aplazadas una semana, hasta el 23 de febrero, informó hoy la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI).

La decisión se tomó tras "una cuidadosa revisión de la implementación del plan logístico y operacional, y dada la determinación de realizar elecciones libres, justas y creíbles, la Comisión llegó a la conclusión de que proceder con las elecciones según lo programado no es posible", afirmó el presidente de la CENI, Mahmood Yakubu.

Yakubu indicó que las elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional, inicialmente programadas para el sábado 16 de febrero, ahora se celebrarán el 23 de febrero, mientras que las elecciones de gobernador y de las cámaras de la asamblea estatal se llevarán a cabo el 9 de marzo.

"Esta fue una decisión difícil de tomar para la Comisión, pero necesaria para la entrega exitosa de las elecciones y la consolidación de nuestra democracia", afirmó Yakubu, de acuerdo con un reporte de el diario The Guardian.

El presidente de la CENI no precisó qué problemas logísticos se presentaron, pero tres centros de la comisión fueron quemados en el país. Además, la oposición había denunciado que numerosos Estados no habían recibido las papeletas electorales.

Los dos principales candidatos en las presidenciales son el jefe de Estado saliente Muhamadu Buhari, de 76 años, y el líder de la oposición, Atiku Abubakar, de 72, un empresario millonario que fue vicepresidente del país entre 1999 y 2007.

El partido de Buhari, el Congreso de Progresistas (APC), dijo estar "muy decepcionado" por la decisión, y pidió a la comisión que mantuviera la neutralidad, mientras que Abubakar, candidato del Partido Popular Democrático (PDP), pidió calma a sus partidarios ante esta "provocación".

Inicialmente, los 120.000 centros electorales deberían haber abierto sus puertas a las 07:00 (hora local), con más de 84 millones de votantes registrados en 36 estados y el Territorio de la Capital Federal, Abuja.

El aplazamiento de las elecciones generales en Nigeria se produce un día después de un ataque perpetrado en ocho aldeas del estado de Kaduna, en el norte de Nigeria, que dejó un saldo de al menos 66 personas muertas, incluidos 22 niños y 12 mujeres.