Con el objetivo de evitar múltiples enfermedades, autoridades de Salud fomentan en esta ciudad fronteriza evitar el consumo de cigarro, para preservar la salud y beneficiar además a las personas alrededor, debido a que fumar predispone al menos 20 enfermedades.

El jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Oscar Ginera Aparicio, indicó que dentro de los beneficios que ofrece dejar esa practica, se encuentra el reducir la probabilidad de padecer algún tipo de cáncer.

Agregó que dejar de fumar hace a las personas menos propensas a las infecciones respiratorias agudas y molestias de garganta, que el humo del cigarro afecta también a quienes están expuestas a él, ocasionando múltiples enfermedades.

Muchas de las ocasiones, señaló el funcionario en un comunicado, son infantes quienes desarrollan, desde cuadros de asma hasta problemas en pulmones y corazón, las cuales pocas veces pueden ser reversibles.

Apuntó que de acuerdo a estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco tiene cuatro mil sustancias toxicas, de las cuales 50 son cancerígenas.

Por esa razón, anotó, una de cada 10 personas que fallece en el mundo es a consecuencia del daño que produce el consumo o el humo del cigarro.

Ginera Aparicio comentó que el 70 por ciento de quienes fallecieron por cáncer de pulmón fue porque fumaron o estuvieron cerca de una persona fumadora, y añadió que los sujetos pasivos están expuestos al humo del tabaco y tienen los mismos riesgos.

El titular de la Jurisdicción de esta región subrayó que dejar de fumar aumenta la capacidad física y se tiene mayor resistencia a las actividades físicas; se normaliza la presión arterial con lo cual la temperatura de pies y manos se vuelve menos fría.

Detalló que dejar el tabaquismo reduce en gran porcentaje las probabilidades de sufrir un infarto al corazón, derrame cerebral, padecer cáncer de pulmón, lengua o faringe, además de beneficiar la economía.