Relacionadas la inversión en ciencia y riqueza de naciones: Bertil Ander

Bertil Andersson, miembro del patronato de la Fundación Nobel, afirmó que existe una evidente relación entre la inversión que las naciones realizan en investigación científica, la generación de...

Bertil Andersson, miembro del patronato de la Fundación Nobel, afirmó que existe una evidente relación entre la inversión que las naciones realizan en investigación científica, la generación de riqueza y la posibilidad de que sus especialistas obtengan un Premio Nobel.

Ante jóvenes reunidos en el auditorio Alberto Barajas Celis, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que es necesario invertir en ciencia porque el conocimiento implica riqueza.

En ese sentido, el también presidente emérito de la Universidad Tecnológica de Nanyang comentó que los países deben invertir en el sector no sólo para obtener Premios Nobel, sino como visión de futuro.

Bertil Andersson destacó que la máxima casa de estudios debe estar orgullosa de que por sus aulas hayan pasado los tres mexicanos ganadores de ese galardón: Alfonso García Robles (Nobel de la Paz, 1982), Octavio Paz (Literatura, 1990) y Mario Molina (Química, 1995).

Cada año, se reciben al menos 400 nominaciones que son evaluadas detalladamente por comités, que de 1901 a 2018 han reconocido a 904 personas (54 mujeres y 850 hombres), al entregar 590 premios.

Hasta el momento, la galardona más joven en recibirlo es Malala Yousafzai, quien al ser reconocida con el Nobel de la Paz tenía 17 años; y el más longevo es Leonid Hurwicz, quien tenía 90 años al recibir el Nobel en Economía.

“Los ganadores del Nobel son probablemente proporcionales a las inversiones de los países, al menos en términos brutos”, comentó.

El académico y biólogo detalló que antes de la Primera Guerra Mundial, la nación que obtuvo más premios Nobel fue Alemania, después de la Segunda Guerra, Estados Unidos e Inglaterra.

Agregó que hace 25 años las naciones asiáticas atravesaban por una situación peor que la vivida hoy en muchos territorios latinoamericanos, pero Corea y China apostaron por el conocimiento e investigación, decisión que las llevó al desarrollo.

“El conocimiento es un área que florece y eso debe emocionar a los latinoamericanos, porque ustedes ven que las cosas pueden cambiar”, dijo en la conferencia magistral ¿Cómo ganar un Premio Nobel?, de la que dio cuenta en un comunicado la UNAM.

La Fundación Nobel se creó con la herencia de Alfred Nobel, químico, ingeniero, inventor y fabricante de armas sueco, que si bien amasó su fortuna al crear la dinamita, decidió cambiar las cosas al determinar en su testamento la instauración de los premios para reconocer los grandes aportes alrededor del mundo, sin considerar nacionalidad.

Bertil Andersson precisó que la Fundación, no es la encargada de decidir quién o quiénes son acreedores al reconocimiento, sino comités de expertos que deben valorar los descubrimientos clave para la humanidad: la Real Academia de las Ciencias de Suecia (Física, Química, Economía), el Instituto Karolinska (Medicina), la Academia Sueca (Literatura) y el Comité Noruego del Nobel (Paz).