Dialogo, respeto y libertad, claves para una sana relación de pareja

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México indicó que el diálogo, el respeto mutuo, la responsabilidad, la igualdad y la libertad son elementos que deben caracterizar una relación de...

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México indicó que el diálogo, el respeto mutuo, la responsabilidad, la igualdad y la libertad son elementos que deben caracterizar una relación de pareja sana, de lo contrario podrían estarse violentando los derechos de las personas.

El organismo defensor expuso lo anterior al difundir este 14 de febrero una serie de infografías para ayudar a las parejas a identificar si se encuentran en una relación que podría estar limitando sus garantías individuales.

En dichas infografías, el organismo destaca la importancia de tomar conciencia de las expresiones de la violencia desde sus primeras manifestaciones, toda vez que la idea del amor romántico enmascara la violencia que se ejerce en las relaciones de pareja.

Recordó que existe un material gráfico denominado violentómetro en el portal www.genero.ipn.mx/MaterialesDeApoyo/Paginas/violent%C3%B3metro.aspx, que ayuda a visualizar las diferentes manifestaciones de violencia que ocurren cotidianamente y que al normalizarse no se reconocen.

Dicha herramienta permite identificar detalles básicos como el hecho de si alguno de los integrantes de pareja ha ridiculizado, ha amenazado o intimidado, si controla o prohíbe hacer cosas y si ha forzado a su pareja a tener una relación sexual.

La Comisión de Derechos Humanos capitalina recordó que la violencia en la pareja es una situación que enfrentan con mayor frecuencia las mujeres, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Muestra de ello es que 43.9 por ciento de las mujeres que tienen o tuvieron una pareja en el matrimonio, convivencia o noviazgo, han sido agredidas a lo largo de su agresión.

La Comisión señaló que el noviazgo debe ser una etapa de disfrute, de libertad y respeto, donde se reconozca la diversidad y la pluralidad.

Recordó que todas las mujeres tienen derecho a vivir una vida sin violencia, libres de cualquier acción o conducta basada en su género que pueda causales la muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, tanto en el ámbito público como el privado.

Por lo anterior, invitó a la población a analizar su relación para identificar si de verdad se encuentran en una situación equilibrada o si están siendo víctimas de algún tipo de agresión, para darle la atención debida a fin de garantizar una vida sana y digna.