El Ministerio del Interior de Francia informó hoy que unas ocho mil 400 personas han sido detenidas desde que comenzaron las protestas de los “chalecos amarillos” contra el gobierno del presidente Emmanuel Macron, hace casi tres meses.

Durante una ceremonia en la Plaza de los Inválidos, el ministro del Interior, Christophe Castaner, ofreció este jueves una actualización sobre el número de arrestos desde el llamado Acto I de los “chalecos amarillos”, el pasado 17 de noviembre, y advirtió que cualquier agresión continuará siendo castigada.

Señaló que han conducido ocho mil 400 detenciones y siete mil 500 personas fueron puestas bajo custodia policial, además precisó que el tribunal ha dictado cerca de mil 800 condenas, mientras que casi mil 500 casos están en espera de juicio.

Hasta ahora también se han realizado más de mil 300 comparecencias inmediatas y 316 personas fueron puestas bajo orden de arresto, indicó el ministro, quien aprovechó la ocasión para refrendar su enérgica oposición a cualquier amnistía, en línea con la posición del primer ministro francés, Édouard Philippe.

Castaner rechazó así las peticiones hechas al respecto en el movimiento “chalecos amarillos” y advirtió que “cualquier degradación, cualquier agresión, será castigada”, agregando que “podemos entender el malestar social pero nunca aceptar la violencia”.

En la ceremonia, el ministro habló de la ayuda recaudada por el presidente de la región de Provence-Alpes-Cote-d’Azur, Renaud Muselier, a favor de los oficiales de la policía heridos durante las manifestaciones, la cual asciende a 1.46 millones de euros.

Alrededor de un millón de euros se pagará directamente a los miembros de las fuerzas de seguridad, civiles o militares, heridos durante las protestas de los “chalecos amarillos”, y el resto se distribuirá entre los orfanatos de las diversas fuerzas involucradas, de acuerdo con información del diario Le Figaro.

El ministro del Interior dijo que casi mil 300 policías, gendarmes y bomberos han resultado heridos “por pequeños grupos animados por el odio” desde el inicio del movimiento de malestar social.