Marihuana
Hoja de marihuana, en una imagen tomada e Wikipedia. Tomada de Wikipedia

Una docena de personas fueron condenadas a penas que van de tres meses de prisión a cadena perpetua por liderar una de las mayores operaciones de cultivos hidrofónicos de marihuana en casas del sur de Florida, informaron este viernes las autoridades.

La operación incluía mil 147 plantas de la droga Un informe de la oficina de la fiscalía de Estados Unidos en el Distrito Sur de Florida indicó que la red era liderada por la familia Santiesteban, y encabezada por el patriarca Gilberto, un cubano llegado por el puente marítimo del Puerto de Mariel, Cuba.

Sus hijos Derrick, Gilberto Jr. Alexander y Darvis, fueron acusados junto con otra docena de personas de operar unas 20 casas alquiladas para cultivos hidrofónicos de mariguana entre el 2004 y 2012.

La operación incluía mil 147 plantas de la droga que produjeron millones de dólares en ganancias, dijeron las autoridades.

Todos los acusados se declararon culpables de varios cargos que incluyen además secuestro y lavado de dinero.

Uno de los acusados Norge Manduley fue a juicio y fue declarado inocente del cargo de asesinato, pero condenado por la distribución de la droga.

Los cabecillas recibieron sentencia el jueves: Derrick Santiesteban fue condenado a cadena perpetua por cargos de drogas, lavado de dinero, y por secuestro con muerte resultante.

Juan Felipe Castañeda fue sentenciado a 360 meses de prisión, seguidos de cinco años de libertad supervisada, por cargos de conspiración para poseer mariguana con intención de distribuirla.

Alejandro Santiesteban recibió 262 meses de prisión, seguidos por cargos de conspiración para poseer un millar o más plantas de marihuana con intención de distribuir y conspiración para cometer lavado de dinero.

Gilberto Santiesteban Jr., Darvis Santiesteban y Gilberto Santiesteban Sr. se declararon culpables de cargos relacionados con la operación de la casa de cultivo y están a la espera de sentencia.