Inglesa exmilitante yihadista desea volver a Reino Unido

El ministro de seguridad de Reino Unido, Ben Wallace, afirmó que la mujer británica que pide regresar a esa nación luego de admitir su participación con el grupo extremista Estado Islámico EI en...

El ministro de seguridad de Reino Unido, Ben Wallace, afirmó que la mujer británica que pide regresar a esa nación luego de admitir su participación con el grupo extremista Estado Islámico EI en Siria, podría ser interrogada, investigada y procesada.

"Como ciudadana británica, tiene derecho a volver a casa aquí (...) Estamos obligados a asegurarnos de que nuestros ciudadanos tengan derechos, sin importar quiénes sean", sin embargo reconoció que sería investigada y procesada si hubiera pruebas de algún delito.

En declaraciones al canal "Sky News" precisó que es “inquietante que no se arrepienta, y que lo más probable es que ella no sabía en lo que se estaba metiendo cuando fue a Siria”.

“El pueblo británico tiene razón de estar inquieto por el retorno de una persona a un país que aparentemente odia. Tales personas deben recordar que las acciones tienen sus consecuencias”, consideró.

Shamina Begum, es el nombre de la mujer que a los 15 años se unió a EI en Siria con otros dos amigas Kadiza Sultana y Amira Abase. Ahora con 19 años apuntó que “no se arrepentía”, pero luego de perder a sus dos hijos quiere regresar a Reino Unido por la seguridad de su tercer hijo.

En declaraciones al periódico "The Time" refirió; "no soy la misma colegiala de 15 años que huyó de Bethnal Green hace cuatro años (…) Solo quiero volver a casa para tener a mi hijo. Haré lo que sea necesario para poder volver a casa y vivir tranquilamente con él".

Begum narró que llegó a Siria y se casó con un luchador de habla inglesa; después con un holandés de 27 años que se había convertido al Islam, y ha estado con él desde entonces.

Refirió que junto con su esposo escapó de Baghuz, el último territorio de EI en el este de Siria, hace dos semanas. Su esposo se rindió a un grupo de combatientes sirios cuando se fueron, y ahora forma parte de 39 mil refugiados en el norte de Siria.

Begum señaló al rotativo que perder a sus dos hijos fue una sorpresa. "Simplemente salió de la nada, fue tan difícil. Mi hija murió a la edad de un año y nueve meses y fue enterrada en Baghuz hace un mes. El segundo hijo murió hace tres meses a los ocho meses de una enfermedad agravada por la desnutrición”.

"Es por eso que realmente quiero volver a Gran Bretaña porque sé que será atendido, al menos en lo que respecta a la salud", dijo.