El gobierno de Estados Unidos revocó las visas a los integrantes del “ilegítimo” Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, anunció hoy Elliot Abrams, representante estadunidense para la crisis en ese país sudamericano.

Durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Abrams señaló que la cúpula que aún es fiel al régimen de Venezuela ya se quedó sin tiempo, pues tarde o temprano la presión internacional desembocará en la salida de Nicolás Maduro del poder. 

Recordó que la semana pasada se dieron a conocer unas sanciones similares para miembros de la “ilegítima” Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El emisario estadunidense aseguró que “el ambiente político es insustentable e insostenible, para quienes aún insisten en apoyar el régimen se les ha acabado el tiempo y una Venezuela libre y próspera va a surgir.

El emisario norteamericano aseguró que “se cierne una tormenta” al interior del régimen venezolano y que Maduro “no podrá soportarlo por mucho tiempo más”.

Sobre la ayuda humanitaria, Abrams señaló que “Maduro está conspirando para evitar que esta ayuda le llegue a los venezolanos. Los que están en la cúpula del régimen sí están bien alimentados”.

Tras asegurar que las sanciones petroleras estadunidenses están empezando a afectar a la economía venezolana y que la producción petrolera del país sudamericano se verá reducida a la mitad para finales de este año, Abrams llamó a la cúpula militar de Venezuela le dé la espalda a Maduro.