El pleno del Congreso local aprobó hoy por unanimidad la conformación de la Comisión Especial de Migrantes, para atender la problemática derivada de la presencia y tránsito de migrantes en Sonora.

La diputada del distrito VIII de Hermosillo por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Miroslava Luján López, presentó la propuesta para la creación de la nueva comisión y coordinarse con autoridades en la atención de este tema.

Señaló que se busca enfrentar de manera coordinada con las diversas autoridades de los distintos órdenes de gobierno, los esfuerzos en materia de atención a los migrantes en el territorio sonorense.

En el seno del Congreso del Estado de Sonora, dijo, es pertinente la creación de una comisión especial que atienda, en lo que la normatividad vigente le permita, las situaciones que se presenten por la presencia de migrantes en Sonora.

De igual forma, abundó, se puedan llevar a cabo las gestiones necesarias que permitan dar solución a las multicitadas problemáticas.

Planteó que el paso y la estancia de migrantes en Sonora ha acarreado y multiplicado diversos problemas y eso representa mayores retos en todos los sentidos para las autoridades en la búsqueda de soluciones a la migración y sus consecuencias.

El fenómeno migratorio genera problemas como son falta de oportunidades en materia educativa, el derecho a una alimentación adecuada, a una vivienda digna y a un hospedaje con las condiciones de salubridad adecuadas.

Asimismo, en el acceso a condiciones de seguridad social, personal, jurídica y de higiene; a las condiciones de hacinamiento en que se lleva a cabo el desplazamiento y tránsito de migrantes provenientes de otros países o estados de la república.

También representa situaciones de inseguridad para las mujeres y niños en cuanto a su integridad física y sexual, además de la violación reiterada de los derechos humanos de estas personas, entre otras.

Sonora, como el resto de los estados que conforman la franja fronteriza de México, enfrenta problemáticas específicas y peculiares, derivadas del flujo migratorio de connacionales y extranjeros.

En el desplazamiento, por su condición de estado fronterizo, de personas provenientes de otros países, se generan también situaciones que las autoridades deben enfrentar, lo que repercute en el ámbito social y económico de la entidad.

“De igual manera, no podemos excluir la problemática que ocasiona la llegada de personas deportadas o expulsadas por autoridades migratorias del vecino país del norte, propiciando una carga adicional para el estado y los municipios fronterizos”, mencionó.

Planteó que la problemática debe ser enfrentada con el mayor de los cuidados, respetando en todo momento los derechos humanos de las personas en situación de migración, que en muchas ocasiones se trata de extranjeros centroamericanos.