El gobierno del estado construirán el muelle de Zihuatanejo con una inversión de 100 millones de peso, lo que permitirá impulsar la llegada de cruceros, así como promover la actividad marítima y recreativa que se desarrolla en esa zona.

El gobernador Héctor Astudillo Flores dio el banderazo de salida para iniciar está obra, luego de aprobarse los permisos ambientales y afirmó que se invertirán otros 20 millones de pesos para terminar el Paseo del Pescador en su segunda etapa.

Confió en que el muelle esté listo en siete u ocho meses, y beneficiará en el arribo de cruceros a Zihuatanejo, los que habían dejado de arribar a éste puerto por no contar con un lugar para atracar.

A través de un comunicado, se informó que el nuevo muelle tendrá 80 metros de largo y nueve de ancho, dando un total de 720 metros cuadrados de construcción, que descansarán sobre 162 pilotes.

Asimismo, contará con siete módulos para embarcar, cinco plataformas -tres por cada lado- para las lanchas: además contará con 10 bitas de amarre por cada plataforma, 15 defensas y lámparas solares.