De consolidarse la iniciativa Conecta y Acerca con los centros bancarios de la Ciudad de México, el C5 contaría con el apoyo de unas cinco mil cámaras adicionales para extender la vigilancia y garantizar la seguridad.

El coordinador general del C5, Juan Manuel García, aseguró lo anterior luego de participar en la firma de convenio con el delegado de Azcapotzalco, mediante el cual dicha alcaldía unió las imágenes recibidas por sus cámaras al sistema del C5.

En entrevista con los medios, explicó que en días anteriores la jefa de gobierno de la Ciudad de México anunció la posibilidad de apoyarse en las cámaras que tienen los bancos en la zona metropolitana.

Aseguró que existe una mesa de trabajo con la Jefatura de Gobierno en la que también están representadas diferentes instancias de seguridad para lograr un acuerdo al respecto.

El funcionario local recordó que ya se tenía contacto previo con las cámaras bancarias de la Ciudad de México, pero solo se aplicaba cuando había algún incidente.

Sin embargo, ahora se trabaja en un sistema para el reconocimiento facial, de ahí que se estén analizando todas las necesidades para lograr un enlace más eficiente entre las cámaras de los bancos y el C5.

Por lo pronto, el llamado es que todas las alcaldías de la Ciudad de México se sumen a la iniciativa Conecta y Acerca, para lo cual no pedimos nada sofisticado, solo equipamiento IP.

Aseguró que en toda la Ciudad de México operan 15 mil 310 cámaras, de las cuales se tiene el reporte de las que no funcionan por alguna falla, el cual se actualiza todos los miércoles y se puede consultar a través del portal del C5.

De acuerdo con el más reciente reporte, solamente 660 cámaras presentan fallas, lo mismo que 553 altavoces y 111 botones de emergencia, pero se trabaja de inmediato para solucionarlos, a fin de garantizar su operatividad al 100 por ciento.

Aclaró que debido a que se trata de un sistema en constante operación, difícilmente esta tabla se encontrará en cero, ya que todos los días hay fallas, pero también todos los días se reparan o atienden esos problemas.

Lo que sí advirtió es que la Ciudad de México enfrenta un problema de obsolescencia tecnológica, ya que casi seis mil 400 cámaras tienen 10 años operando en vía pública, de ahí sus fallas, pues ya cubrieron su vida útil.

De esos seis mil 400 postes con equipos obsoletos, se tiene programado intervenir tres mil para actualizar sus sistemas este año, como parte del programa de renovación de tecnología.