El cofundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, decidió vender una de las mansiones que posee en California, Estados Unidos, por lo que la extraordinaria casa, controlada por tecnología de punta, fue puesta a la venta por más de cinco millones de dólares.

Las características más destacadas de la mansión incluyen una cocina de vanguardia con los aparatos más avanzados para procesar alimentos, un moderno sistema para controlar la seguridad, integrado con un poderoso audio con pantallas automáticas, junto con otros dispositivos de inteligencia artificial no especificados.

Aunque es considerablemente más pequeña que algunas de sus otras casas, Musk originalmente compró en el 2013 la mansión con su ahora exesposa Talulah Riley. De esta propiedad destacan una piscina de agua salada muy parecida a un foso, y una bañera de hidromasaje contigua oculta por setos.

El ecológico complejo luce como un lugar perfecto para pasar un día soleado, disfrutando sus patios con hierba, piscinas, camas y cómodos cojines. Las enormes ventanas que posee la mansión permiten la entrada de la luz solar a la casa de cuatro habitaciones en Brentwood, que se encuentra a 24 kilómetros al noroeste del centro de Los Ángeles.

De acuerdo a la revista Variety, el magnate posee un sorprendente complejo de mansiones en Bel Air, California, por un valor de $70.3 millones (65.1 millones de euros) y las impresionantes fotos áreas confirman que son fieles a sus proyectos ecoamigables.

Una de las cinco propiedades del magnate de la tecnología está flanqueada con paneles de energía solar, que son invisibles cuando se ven desde la calle pero que están completamente expuestos al sol.

Musk ya había predicho que estos tejados solares, Solar Roof, serán un producto cada vez más popular y con mucha demanda en el mercado, y que superaría incluso las ventas de sus coches eléctricos.

"El objetivo es tener cubiertas solares que se vean mejor que un techo normal y que generen electricidad, duren más, tengan mejor aislamiento y un costo total menor que el de un techo normal de electricidad", dijo Musk.

Una de estas lujosas viviendas, alberga un gimnasio, una biblioteca de dos pisos, cancha de tenis, sala de proyecciones y una bodega para almacenar mil botellas de vino.

El magnate de 47 años nacido en Sudáfrica, cofundador de la plataforma para pagos en línea PayPal, tiene un patrimonio neto de 21 mil 100 millones de dólares. Musk afirma que los propósitos de sus empresas SolarCity, Tesla y SpaceX giran alrededor de su visión de cambiar el mundo y la humanidad de forma drástica.

Algunas de sus metas consisten en frenar el proceso de calentamiento global mediante el abandono de los combustibles fósiles por energías renovables, sobre todo la energía solar, y reducir el riesgo de una posible extinción de la raza humana mediante la evolución hacia una "civilización multiplanetaria".

Ésto sería logrado a través de la creación de una colonia humana permanente en Marte de alrededor de un millón de personas, según declaró en varias ocasiones. En un tuit colgado por Musk, dijo que confía en que un viaje a Marte algún día costará menos de 500 mil dólares, aunque ese precio depende principalmente del volumen.

Elon piensa que el costo del viaje podría bajar eventualmente a menos de 100 mil dólares, lo suficientemente barato como para que "la mayoría de las personas en economías avanzadas puedan vender su casa en la Tierra y mudarse a Marte, si así lo desean".