El atleta paralímpico, Michel Muñoz Malagón, afirma que nada le ha impedido lograr lo que quiere y aseguró que el deporte puede ser la mejor salida para alcanzar ciertas metas como, en su caso, participar en una carrera con obstáculos y poder ganar esta competencia que se hará por primera vez en las playas de Acapulco.

El joven atleta de 32 años, originario de Naucalpan, Estado de México nació con una malformación congénita, por lo que no se desarrollaron sus piernas, pero dice que eso no le ha impedido cumplir sus objetivos y sueños como el incursionar en el deporte de remo y obtener un boleto para participar en los juegos paralímpicos en Tokio 2020.

A la edad de once años, Michel dejó de usar la silla de ruedas y, al cursar la secundaria, una patineta fue lo más práctico que usó para moverse y lo sigue haciendo hasta ahora, por lo que considera que ésta se ha convertido en sus piernas.

Relató que su discapacidad física no le ha impedido llegar a donde ha querido y aún le falta mucho camino por recorrer.

“Creo que nuestras debilidades las tenemos que convertir en fortalezas y sabiendo que me hacía falta algo, puedo ocupar otras herramientas que son mis brazos para poder utilizarlas como mis piernas para poder desplazarme y hacer mis cosas yo solo, sin depender de alguna persona”, destacó.

Durante la entrevista con Notimex, en su visita al puerto para anunciar junto con los organizadores el primer Spartan Race Acapulco 2019, que se realizará el 9 y 10 de marzo en la playa del Hotel Princess Mundo Imperial, subrayó que participar en esta carrera con obstáculos es un reconocimiento para él por ser el primer mexicano y latinoamericano que compite sin tener piernas.

Desde hace un año, ha entrenado duro para formar parte de Spartan, competencia que se hará en Acapulco por primera vez, y espera lo lleve a romper límites y ver qué tan capaz y fuerte puede ser, no sólo de forma física, sino emocional y mentalmente.

Muñoz Malagón, estudió la licenciatura en Educación Física y ha estado enfocado en el deporte, además de que cuenta con una certificación como entrenador, da conferencias motivacionales y se ha enfocado mucho en los jóvenes.

Reconoció que los límites están en la cabeza, no en algo físico, y durante las conferencias motivacionales, les ha dicho a los jóvenes que no permitan que la gente les diga que no pueden y busquen ser mejores día a día.

Debido a que en México los jóvenes pueden relacionarse con drogas, alcohol y, sobre todo violencia, busca motivarlos con sus pláticas y también fomentar entre ellos el deporte, pues considera que es la mejor salida para lograr ciertos objetivos y metas.

Señaló que siempre ha contado con el apoyo de su familia, quien lo ha apoyado y alentado al decirle: “no te hace falta nada, y si te hace falta algo, consíguelo”.

El multifacético Michel Muñoz ha sido campeón nacional de Power Lifting y, además de participar en las carreras con obstáculos Spartan Race, también ha estado en las carreras de Towerruning, que son ascenso vertical por los edificios más grandes.

A través de Spartan Race, ha tenido la oportunidad de participar en este deporte en el mundial que se realizó en Estados Unidos, y en la carreras de Towerruning ha tenido la oportunidad de viajar a Colombia.

Manifestó que como maratonista, ha participado en la carrera Aeroman donde hizo el 70.3 en Los Cabos, Baja California Sur, el año pasado en relevo, quedando en noveno de 51 y siempre queriendo alcanzar más objetivos.

Para el joven atleta, la vida sigue siendo un reto más y lo compara como una competencia. “Creo que el día con día es un reto, porque viviendo en una ciudad que no está adaptada para personas con discapacidad, es un desafío bajar porque la gente no te ayuda, se han perdido valores, y la gente suele juzgarte por cómo te ves y no por lo que haces por ayudar a los demás”, agregó.