Trump confirma reunión con Kim y delinea su política internacional

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su segunda reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se realizará los días 27 y 28 de febrero en Vietnam, al delinear su...

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su segunda reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se realizará los días 27 y 28 de febrero en Vietnam, al delinear su política exterior durante el Mensaje sobre el Estado de la Unión.   

"Si yo no hubiera sido presidente, estaríamos en una guerra con Corea del Norte", afirmó el mandatario, quien admitió que "queda mucho trabajo por hacer, pero mi relacion con Kim es buena".

"Nuestros rehenes han regresado a casa y no ha habido lanzamientos de misiles en 15 meses", resaltó, antes de confirmar que Vietnam será la sede del segundo encuentro con el líder norcoreano y revelar la fecha del mismo.

En su discurso, dedicó varios minutos a temas internacionales, en los que mencionó, además de Corea del Norte, a China, Venezuela, Irán, Afganistán e Israel.

De China señaló que, despues de años en que ese país "robó nuestra propiedad intelectual, el robo ha llegado al fin" mediante los aranceles impuestos por Washington. "No culpo a China sino a nuestros líderes políticos", que no defendieron los intereses de Estados Unidos, sentenció.

Trump dijo tener "gran respeto" por presidente chino Xi Jinping y adelantó que "estamos trabajando por un nuevo acuerdo" que fortalezca a Estados Unidos y proteja los empeos de los estadunidenses.

Otra de sus críticas fue para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que calificó como "catástrofe economica" para Estados Unidos.

Acusó que durante años, los gobernantes dijeron que negociarían un mejor acuerdo, pero nunca lo hicieron. Elogió el nuevo acuerdo bautizado como Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y consideró que será benefico para los estadunidenses.

Por otra parte, Trump aseguró que durante años Estados Unidos fue tratado mal por países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero advirtió que Washington nunca va a ofrecer disculpas por promover sus intereses en el mundo.

Acerca de Rusia, señaló que hace décadas ambos países firmaron un acuerdo para reducir su capacidad misilistica, pero denunció que Rusia no cumplió y por ello Estados Unidos decidió retirarse, lo que hace temer una nueva carrera armamentista entre las dos potencias.

Sobre Venezuela, Trump recordó que hace dos semanas Estados Unidos reconoció oficialmente al líder de la Asamblea Nacional de ese país, el opositor Juan Guaidó, como presidente legítimo, y le reiteró su apoyo en medio de la actual crisis política.

"Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad y condenamos la brutalidad del régimen de (Nicolás) Maduro, cuyas políticas socialistas han convertido al país más rico de la zona en un estado de pobreza y desesperación", expresó el mandatario.

Al hablar sobre Medio Oriente, defendió su decisión de reconocer la "verdadera capital de Israel" y dijo que su gobierno abrió con orgullo su nueva embajada en Jerusalén, ciudad que se disputan palestinos e israelíes.

De los conflictos en Asia y Oriente Medio, resaltó que los soldados estadunidenses han luchado casi dos décadas en lugares como Afganistán e Irak, con un saldo de siete mil muertos, 52 mil heridos y un costo de siete billones de dólares.

"Me comprometí a dar un nuevo enfoque a esos conflictos. Las grandes naciones no libran guerras interminables", advirtió, al presumir avances en su lucha contra el Estado Islámico (EI), que hace dos años controlaba gran parte de Irak y Siria.

"Ahora hemos liberado ese territorio de las garras de esos asesinos, trabajando con nuestros aliados para destruir lo que queda del EI. Es hora de darle un cálido retorno a casa a nuestros soldados", expuso.

Sobre Afganistán, mencionó que busca un acuerdo político para poner fin a ese "prolongado y sangriento conflico" y que en las negociaciones está incluido incluso el Talibán, grupo que gobernaba hasta 2001 cuando fue derrocado tras los atentados del 11 de septiembre de ese año.

Auguró que Estados Unidos podría reducir su presencia militar y enfocarse en medidas antiterroristas. "No sabemos si habrá acuerdo, pero después de dos décadas llegó el momento de por lo menos tratar de que haya paz", aseveró.

Acto seguido, señaló a Irán como el "principal auspiciador del terrorismo en el mundo", y afirmó que su régimen corea consignas de "muerte a Estados Unidos, y amenaza a pueblo judio".

Dijo que los iraníes "no quieren la paz, por eso retiré a Estados Unidos del desastroso acuerdo nuclear con ese país y entraron en vigor las sanciones más duras que hayan existido contra un país".